En marcha

La gama de motores Wrangler se ha mejorado con la introducción de dos nuevos motores: el motor turbodiésel MultiJet II de 2.2 litros y el motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con turbocompresor de 2.0 litros. Todas las motorizaciones del Wrangler se combinan con un cambio automático de ocho velocidades, una novedad absoluta para este modelo. Nuevo motor turbodiésel MultiJet II de 2.2 litros: con tecnología MultiJet de segunda generación, el nuevo y eficiente motor diésel de 2.2 litros presenta cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas en cabeza accionado por correa, sistema de inyección Common Rail de 2000 bar, inyectores de solenoide y un turbocompresor de geometría variable (VGT). Combinado con un nuevo cambio automático de ocho velocidades, el motor turbodiésel de 2.2 litros desarrolla 200 CV a 3500 rpm y un par de 450 Nm a 2000 rpm.

El motor de 2.2 litros también cuenta con tecnología Start-Stop (ESS) para ahorrar combustible. Las principales características del motor de 2.2 litros son:

• El bloque de cilindros está hecho de aleación de aluminio.
• El sistema de equilibrado es un sistema Lancaster accionado por engranajes e integrado en el bloque.
• La culata de cilindros es de aleación de aluminio y el sistema de distribución es de doble árbol de levas en cabeza para una configuración de 16 válvulas.
• El tren de válvulas presenta empujadores de rodillo con ajuste hidráulico.
• El sistema de inyección de combustible es de tecnología MultiJet de segunda generación, con presión de inyección de 2000 bar e inyectores de solenoide con gestión IRS (Injection Rate Shaping).
• El turbocompresor es de geometría variable accionado por un actuador eléctrico.

 

Las emisiones del motor se gestionan con un nuevo sistema EGR múltiple, con EGR de baja presión y EGR de alta presión, ambos refrigerados. Además, el aire se enfría con un refrigerador por agua y aire que ayuda a reducir las emisiones y mejora la capacidad de respuesta del motor. El postratamiento tiene un sistema SCR bajo el suelo que reduce los NOx a valores insignificantes y aplica la tecnología DOC y DPF “close-coupled” en el motor para reducir las partículas. Ambos sistemas de postratamiento hacen que el vehículo cumpla con los nuevos estándares RDE Euro 6/D.

El nuevo motor turbo gasolina de 2.0 litros desarrolla 272 CV a 5250 rpm y 400 Nm de par a 3000 rpm y dispone de Start-Stop (ESS). Este motor, en combinación con el nuevo cambio automático de ocho velocidades, forma parte de la familia de arquitectura Global Medium Engine y cuenta con doble árbol de levas en cabeza, doble distribución independiente del árbol de levas y sistema de recirculación de los gases de escape refrigerado (C-EGR). Esta es la primera vez que se combina el uso de un turbocompresor Twin Scroll, un sistema C-EGR, una inyección directa central y la entrada independiente de aire del sistema de refrigeración por líquido, una válvula de mariposa y un turbo. Esta combinación de tecnologías ofrece niveles superiores de prestaciones y, al mismo tiempo, reduce el consumo de combustible. El nuevo 2.0 litros estará disponible en toda Europa en el cuarto trimestre de 2018.

El nuevo cambio automático de ocho velocidades que permite que el vehículo optimice la respuesta del motor en condiciones todoterreno o que se disfrute de un suministro de potencia suave y eficiente a altas velocidades. Especialmente adaptada a los requisitos del nuevo Wrangler, la nueva caja de cambios automática ofrece una capacidad todoterreno sin igual.

Gracias a su construcción body-on-frame y a un sistema de suspensión de cinco brazos excelentemente diseñado, Wrangler ofrece una capacidad 4×4 de referencia con una dinámica de conducción en carretera y una seguridad de los pasajeros mejoradas, además de una experiencia de conducción más cómoda. El uso de cierres de aluminio ligeros y de alta resistencia, incluyendo puertas, bisagras de puertas, pasos de rueda, bastidor del parabrisas y tapa basculante de magnesio, han contribuido a
reducir el peso total del vehículo, mejorando la eficiencia de combustible.

Para proteger los componentes críticos del vehículo en condiciones de conducción todoterreno, además del depósito de combustible, la caja de transferencia y el cárter de aceite de la transmisión automática, Wrangler utiliza cuatro barras y placas protectoras. Los modelos Rubicon montan estriberas tubulares de acero de gran calibre para reducir posibles daños a la carrocería durante la conducción todoterreno. La suspensión del nuevo Wrangler se ha calibrado para optimizar la maniobrabilidad y el confort de marcha en carretera sin sacrificar la capacidad todoterreno. Wrangler sigue utilizando la probada configuración de suspensión de muelles de cinco brazos. La suspensión delantera cuenta con un brazo de control lateral y cuatro brazos de control longitudinales, mientras que la suspensión trasera de cinco brazos cuenta con dos brazos de control superiores y dos inferiores de acero forjado para el control longitudinal, y una barra de seguimiento para el control del eje lateral.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

CONTACTO: JEEP Wrangler. La leyenda continua

Categoría: 4x4PortadaPruebasSegmentoTodo Terreno
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.