Interior y vida a bordo

El interior del nuevo Mazda CX-3 se ha basado en la línea de la filosofía centrada en el ser humano de Mazda y en la más pura tradición del diseño japonés, en la que se prescinde de lo superfluo. El producto de esa búsqueda ha sido un habitáculo confortable, extraordinario en lo ergonómico, con un ambiente general de sofisticada coordinación y calidad palpable. La adopción de un freno de estacionamiento eléctrico ha permitido rediseñar la consola central, para proporcionarle una forma más elegante que fluye visualmente hacia el salpicadero. Mazda ha aprovechado la ocasión para mejorar su confort y funcionalidad: para ello ha añadido un reposabrazos con un espacio portaobjetos; por su parte, el mando giratorio HMI commander se ha desplazado hacia adelante para facilitar aún más el manejo. En paralelo, se ha reubicado el posavasos, ahora más accesible.

También se ha agregado un reposabrazos central con posavasos integrados en las plazas traseras; esta novedad ofrece a los ocupantes más confort y una postura más estable. Se ha incorporado a las banquetas de los asientos delanteros una espuma de uretano con alta capacidad de absorción. Este material suma enteros al confort de marcha, puesto que aporta un mejor aislamiento al tiempo que transmite información sobre el firme, esencial para las sensaciones del conductor.

Los modelos con mayor equipamiento ofrecen asientos de piel genuina, con fruncidos verticales en los respaldos y remates de brillo en los hombros, con un aspecto y un tacto sobresalientes.El acolchado blando de los reposabrazos y el mayor uso de materiales suaves de recubrimiento en las superficies del habitáculo elevan el confort y la calidad a niveles desconocidos para los vehículos de su clase. El habitáculo se presenta en tres combinaciones de colores inspirados en la estética japonesa: asientos de piel blanco (acabado Zenith Pack White), de semipiel negra (Zenith) y tapicería negra de tela (Origin y Evolution).

Siguiendo la tradición japonesa de prescindir de lo superfluo, solo se aplican notas de color en zonas bien definidas. El resultado es un ambiente general de sofisticada armonía. Los embellecedores de las salidas de aire del climatizador están acabados en un nuevo tono de rojo denominado Bitter Red, con una profundidad a juego con el color de carrocería Soul Red Crystal.

El Mazda CX-3 2018 se presenta con una actualización opcional del sistema de control desde smartphone, para todos los vehículos con el sistema multimedia MZD Connect. Esta actualización de conectividad permite a los clientes que tengan un iPhone integrar la funcionalidad de Apple CarPlay para realizar llamadas telefónicas, enviar mensajes, escuchar música con Apple Music y obtener indicaciones de navegación de Apple Maps a través de Siri o del sistema MZD Connect, de manera segura durante la conducción. También está disponible como opción una integración con Android Auto, que ofrece una funcionalidad similar a los clientes de teléfonos Android, a través de Google Voice o del sistema MZD Connect. Tanto Apple CarPlay como Android Auto se ofrecen de serie en el acabado Zenith.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

 

CONTACTO: Mazda CX-3. La consecuencia de hacerlo bien

Categoría: 4x2PortadaPruebasSegmentoSUVUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.