Diseño

El nuevo Subaru Impreza 2018 estrena plataforma —Plataforma Global de Subaru— lo que va a permitir al compacto ganar enteros en términos de seguridad, confort de marcha y agilidad, además de ofrecer una imagen musculosa y dinámica acorde a la filosofía de la compañía.

El frontal, con la característica parrilla hexagonal que simboliza la identidad de Subaru, es el punto de partida de la estructura tridimensional que fluye por los lados hacia atrás. Los faros de ojo de halcón recuerdan el perfil de un motor Bóxer. En el lateral, la línea de carácter que se extiende desde el guardabarros delantero hasta los paneles de las puertas y el hombro trasero, y la línea que sube hacia atrás desde el panel inferior de la puerta aportan dinamismo a la superficie de la carrocería.

Los pasos de rueda ensanchados expresan la presencia de la tracción total simétrica de Subaru. En la zona posterior, las líneas horizontales, la anchura de los hombros y el diseño de los pilotos, en dos piezas, acentúan su impresión de coche sólido. Con respecto a la anterior generación, el Impreza es ahora más largo, más ancho y más bajo. Sus dimensiones exteriores son 4.460 mm de longitud (+45) , 1.775 mm de anchura (+35) y 1.480 mm de altura (-10). La distancia entre ejes es de 2.670 mm (+25 mm) y tiene una anchura de vías de 1.540 mm en el eje delantero y 1.545 mm en el tren trasero. Como consecuencia de todo ello, el habitáculo es más amplio y por ende la habitabilidad mucho mejor para todos sus ocupantes.

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Subaru Impreza 2018 1.6 S-Executive. Puro equilibrio

Categoría: 4x4CompactoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.