El Opel Grandland X amplía su gama diésel con la llegada del 1.5 de 130 CV

El nuevo motor diesel de 1.5 litros y cuatro cilindros turboalimentado que debuta en el Grandland X es más potente y económico que el motor al que sustituye. El diseño cumple los requisitos más estrictos en materia de emisiones, gracias a un nuevo catalizador que se combina con la reducción catalítica selectiva (SCR).

Opel lanza al mercado el nuevo diesel de 130 CV en el Grandland X con una transmisión manual de seis velocidades (consumo de combustible urbano 4,7-4,7 l/100 km, extra-urbano 3,9-3,8 l/100 km, combinado 4,2-4,1 l/100 km y 110-108 g/km CO2). El par máximo es de 300 Nm a 1.750 rpm. El nuevo motor está equipado con tecnología Start/Stop de ahorro de combustible. El nuevo motor también está disponible con una nueva transmisión automática de ocho velocidades.

En comparación con su predecesor, el motor diesel de 1.6 litros y 120 CV con transmisión manual de seis velocidades (consumo de combustible en ciclo NEDC; urbano 4,9-4,7 l/100 km, extraurbano 3,9-3,5 l/100 km, combinado 4,3-4,0 l/100 km y 111-104 g/km de CO2), el nuevo motor de 1.5 litros y 130 CV del Grandland X ofrece un ahorro de combustible de hasta un 4%. Para lograrlo se han reducido el cubicaje y la fricción, se ha optimizado el sistema de combustión con la geometría de pistón patentada y se ha aumentado la recirculación de gases de escape (utilizando un intercambiador de calor de alta eficiencia).

Más limpio y compacto

La culata con el colector de admisión integrado y el cárter del nuevo diesel de 1.5 litros son de aluminio ligero, mientras que las cuatro válvulas de cada cilindro están activadas por dos árboles de levas. El sistema de inyección directa por conducto común (common-rail) funciona hasta a 2.000 bares de presión, y el combustible penetra en la cámara de combustión a través de las boquillas de los inyectores de ocho orificios. El nuevo motor está equipado con un turbocompresor con álabes de geometría variable (VGT) que se activan electrónicamente.

Para lograr un óptimo pos tratamiento de los gases de escape, el sistema de reducción de emisiones –compuesto por un catalizador de oxidación pasivo/filtro de reducción de NOX, un inyector AdBlue®, el catalizador de SCR y el filtro de partículas diesel (DPF)– forma una única unidad compacta, situada lo más cerca posible del motor. El filtro de reducción de NOx actúa como un catalizador de arranque en frío, reduciendo las emisiones de NOx a temperaturas inferiores a la de activación del SCR. Con esta innovadora tecnología el nuevo diesel de 1.5 litros se ajusta a la exigente normativa Euro 6d-TEMP sobre NOx.

El diseño del nuevo motor diesel es más ligero y ofrece notable potencial de cara al futuro. Con las dimensiones más compactas permite la integración en coches de diversos tamaños y en compartimentos de motor más pequeños. Con ello, los diseñadores gozan de más libertad al diseñar los vehículos.

Galería

El Opel Grandland X actualiza su gama diésel con la llegada del 1.5 de 130 CV

Categoría: 4x4NovedadesSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.