MINI estrena el servicio “MINI Sharing” o cómo compartir tu coche con 10 familiares. Lo hace en exclusiva mundial en Madrid, donde la marca verá como funciona este servicio antes de lanzarlo a nivel mundial. Todo gracias a una app y un módulo conectado en los MINI fabricados a partir de marzo de 2018.

Cuando te compras un coche lo haces, principalmente, para disfrutarlo en un entorno familiar reducido (amigos incluídos), con tu pareja o sin pareja. Pero para MINI, esto es desaprovechar una oportunidad de sacarle partido a tu coche. MINI siempre se ha identificado por su capacidad de reinventarse constantemente y de detectar esas necesidades especiales de sus clientes, pero también de crear nuevas expectativas yendo un paso por delante. Gracias a ese espíritu nace MINI Sharing.

MINI Sharing funciona de una manera muy sencilla ya que, gracias a un calendario incluido en la app, el propietario podrá indicar la disponibilidad de su MINI y ofrecer, de este modo, al resto de conductores seleccionados entre familiares y amigos, la posibilidad de compartirlo.  Y decimos familiares y amigos porque para MINI, esta experiencia debe basarse en la confianza mutua. Si esa confianza falla no hay problema. Podemos eliminar usuarios y tendremos un seguro a todo riesgo (730 euros) con una franquicia de 450 euros, cortesía de MAPFRE.

Compartir es vivir

La experiencia de conducir un MINI comienza enviando una petición de reserva al propietario de vehículo que este tiene que validar. Pero para que todo sea aun más rápido, la app ofrece la posibilidad de que aquellas personas incluidas como VIP por el propietario puedan reservar el coche al instante. Una vez que la conducción termina, el MINI se devuelve a su propietario dejándolo en la zona acordada (en un área de 300 metros) y en el momento en el que la reserva finaliza y el coche se ha cerrado, la app crea de manera automática un informe con los datos del trayecto.

Entonces es cuando la app establece un coste por el uso realizado. MINI ha establecido un coste por kilómetro de 0,30 euros/km. A algunos les parecerá poco y a tros muchos, pero deja al usuario la potestad de aceptar pagar o no al propietario. Es entonces cuando el propietario decide qué hacer con ese usuario. Esto es importante, ya que los pagos se realizan, por ahora, mediante la pasarela de pagos PayPal. Siempre establece un pago por el servicio y deja la oportunidad de no pagarlo para, por ejemplo, familiares directos del propietario.

La llave es tu smartphone

Una de las grandes ventajas de la app de MINI Sharing es que, además de mostrarte el camino hasta el vehículo, no es necesario llevar las llaves encima porque la propia app permite abrir y cerrar el vehículo e incluso arrancarlo. Esto se realiza mediante un módulo especial conectado al coche que se conecta mediante Bluetooth al samrtphone del usuario. De esta forma para los amigos, vecinos o familiares del conductor de un MINI que se sumen a MINI Sharing, se abre un mundo de posibilidades y diversión al volante. Este módulo lleva una tarjeta SIM para establecer la localización del vehículo y diversos servicios que serán ampliados en el futuro.

MINI Sharing está disponible tanto para IOs como para Android. ¿El precio? pues no es nada caro, tan solo 99 euros para los primeros tres años. Después, según responsables de la marca, se propondrán planes temporales de la misma forma que se establecen con el sistema MiniConnected o BMW ConnectedDrive

Más información en https://sharing.mini.es.

Galeria

MINI quiere que compartas tu coche y te cuenta cómo hacerlo

Categoría: LifestyleNovedades
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *