Interior y vida a bordo

El interior del T-Roc también es colorido. La versión Sport incorpora inserciones decorativas en color gris. Tres colores para la versión Advance Style: “Azul Ravenna”, “Naranja calatea” y “Amarillo cúrcuma”. En ambos casos, las aplicaciones de las puertas y los ribetes de la consola central son del mismo color que el salpicadero.En su interior la oferta es óptima gracias a la plataforma MQB: compacto por fuera y enorme por dentro. Esta versión de cinco plazas ofrece uno de los maleteros más grandes del segmento (445 litros).

Los instrumentos y el sistema de infotainment forman un eje de visibilidad y uso que, gracias a su ubicación en una posición elevada, ofrecen una ergonomía óptima. El sistema de infotainment se ha emplazado intencionadamente en el punto más alto del tablero de instrumentos, y dispone de una gran superficie acristalada que le confiere un aspecto similar al de una elegante pantalla de una tablet. La oferta y la ergonomía establecen referentes. La prioridad conceptual era la integración de los elementos de indicación y manejo cada vez más digitalizados. De este modo, el T-Roc Sport incorpora de serie la última generación del cuadro de instrumentos digital VW Digital Cockpit.

Un gran arsenal de sistemas de seguridad

El equipamiento de seguridad en el T-Roc constará de frenada de emergencia, lectura de señales de tráfico, control de crucero adaptativo, park assist, chivato por cambio involuntario de carril, así como otros sistemas que vemos en los coches actuales.

Se puede elegir en tres acabados: Advance, Style y Sport. Desde el más sencillo cuenta con los airbags de rigor, asistente activo de mantenimiento de carril, climatizador bizona, regulador de velocidad adaptativo, detector de fatiga, faros antiniebla con luz de esquina, llamada de emergencia, llantas de aleación de 17″, radio “Composition Media”, sensores de aparcamiento delanteros y traseros y el sistema Pre-Colisión. El acabado Style añade Design Pack y llantas de aleación específicas para esta versión. Por último, la terminación Sport suma los faros delanteros LED, selector de modos de conducción y el cuadro de a bordo Digital Cockpit.

Diseño

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Volkswagen T-ROC. La moda manda

Categoría: 4x24x4CrossoverPortadaPruebasSegmentoSUV
1

1 comment

  • Me ha dejado sorprendido el elevado consumo del coche, cierto que son 190 cv, gasolina, automático y 4×4, pero para ser un motor que presume de tecnología y ecología veo un resultado muy pobre, y tampoco es ni tan grande ni tan pesado, aunque aerodinámica y grandes ruedas no ayudan.

    Entiendo cuando dices que te cuesta ubicar este modelo en la gama, es una de las pocas cosas buenas que veo a los crossover, que son menos canónicos que las berlinas tradicionales y permiten a las marcas apuestas más personales, al final este coche compite igual contra un B SUV y un C SUV, si lo piensas un Cx3 se supone que es segmento B y un toyota C HR segmento C y es evidente que es tan dificil ubicarlos como a T ROC o Q2.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.