PRUEBA: SUBARU LEVORG. Diferente y divertido

Diseño

Desde su lanzamiento, el Subaru Levorg ha ganado multitud de adeptos gracias a unas características y capacidades que sólo la firma nipona sabe ofrecer: la agilidad propia de los modelos deportivos de Subaru gracias a su chasis compartido con el WRX STI, una excelsa dotación de seguridad gracias al sistema Eye Sight de Seguridad Preventiva y al conocido sistema de tracción total permanente Symmetrical All Wheel Drive, ambos de serie en las tres versiones disponibles. Tras dos años en el mercado, el Levorg 2018 ha pasado ligeramente por ‘chapa y pintura’ para ofrecer un producto aún más redondo que la generación anterior.

A nivel estético, seguimos con un diseño continuista marcado por unas líneas agresivas, al que se le han aplicado ligeros cambios para hacerlo más atractivo. En el frontal, nos encontramos con una parrilla de nuevo diseño, más estilizada y con la característica forma hexagonal de Subaru, la cual cede todo su protagonismo al logo de la marca. Los nuevos faros delanteros LED, que añaden un fondo oscurecido y la función de intermitencia que antes se encontraba ubicada en el paragolpes. Un paragolpes también de nueva factura con nueva rejilla inferior y alojamientos para los antinieblas que además de un nuevo diseño, incorporan como novedad la tecnología LED frente a los anteriores de tipo halógeno.

En el lateral, basta un vistazo para darnos cuenta del carácter deportivo del coche. Los voladizos o la poca distancia al suelo que hay ponen de manifiesto el dinamismo de este modelo. Te puede engañar su distancia, que lo bauticen como familiar, una sensación que desaparece una vez te subes en él. Para redondear esa deportividad, el Levorg 2018 viene equipado con unas llantas de 18 pulgadas con un acabado en dos colores.

La zaga se mantiene prácticamente sin cambios con respecto a la generación anterior. Seguimos teniendo el mismo alerón, los mismos grupos ópticos y el mismo escape doble separado. Únicamente se ha estilizado el paragolpes trasero. Lo cierto es que el diseño del Levorg ya era atractivo de por sí en las generaciones anteriores, por lo que este remochado le siente muy bien. Aporta frescura, si nos atenemos al frontal, la zona que más cambios ha experimentado.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: SUBARU LEVORG 2018. Diferente y divertido

Categoría: 4x4CrossoverFamiliarPortadaPruebasSegmentoTodo Terreno
2

2 comments

  • El levorg me parece un coche de lo más especial con argumentos mecánicos muy sólidos pero una gama tan restringida que es dificil que te acabe convenciendo.

    Tengo una duda sobre este modelo, Subaru ofrece la posibilidad de convertir a GLP alguno de sus coches, es una conversión que no viene de fabrica pero te respetan la garantía, mi duda es si lo harían en un levorg pues oficialmente no hay nada, pero tampoco de los modelos que sí convierten. Me parecería opción casi obligada en un coche que en uso medio real estará por encima de 8 litros con seguridad.

    • Hola Sergio,
      Esa duda te la tendrán que solucionar en Subaru. Sabemos que la adaptación es para los bóxer atmosféricos, pero para los turbo no tenemos información. Un cordial saludo

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.