BMW M2 Competition: el deportivo se hormona para llegar a los 410 CV

Llega la versión más potente del BMW M2 Coupé. Bautizada como M2 Competition, hereda el propulsor del M3/M4 de 410 CV de potencia, así como una serie de actualizaciones orientadas a un mejor rendimiento dinámico y a una silueta todavía más exclusiva.

La versión más canalla del BMW M2 Coupé ya está aquí y no se trata de un simple cambio de motor, por uno más potente. Los bávaros han puesto toda la carne en el asador en este M2 Competition para ofrecer un producto no solo más potente, también más rápido y también más exclusivo. Empezamos.

Diseño: aún más exclusivo

Las líneas y proporciones generales del M2 Coupé se mantienen en la versión M2 Competition, amén de una serie de mejoras estéticas que no solo buscan un mayor refinamiento y exclusividad, que también, si no un rendimiento en carretera superior. En el frontal, nos encontramos con una parrilla que ahora cuenta con un acabado negro de alto brillo, la cual está flanqueada por unos faros LED adaptativos. Las tomas de aire laterales han sido revisadas, mientras que en la parte inferior el nuevo M2 Competition cuenta con un radiador adicional.

En el lateral, todo el protagonismo se lo va a llevar las nuevas llantas de aleación de 19 pulgadas. Además, está disponible —a través del programa de personalización BMW Individual— un sombreado de alto brillo en el nervio que recorre todo el lateral del vehículo. En la zaga, un nuevo sistema de escape, con control electrónico de apertura de válvulas, aporta la nota canalla y el carácter deportivo del M2 Competition. El nuevo deportivo compacto está disponible en dos colores: Hockemheim Silver metalico y Sunset Orange metalico.

Más potencia heredada del propulsor del M3/M4

Sin duda el motivo de más peso en este nuevo BMW M2 Competition, que bajo el capó cuenta con el motor de seis cilindros en línea de 3 litros con tecnología M TwinPower Turbo, basado en el propulsor del BMW M3/M4, el cual genera una potencia de 410 CV y un par máximo de 550 Nm. Está opción puede ir asociada a un cambio manual de serie de 6 velocidades o en opción, a una transmisión automática de doble embrague MCT. El M2 Competition acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, 280 si se equipa con el M Driver Package.

Pero no todo iban a ser prestaciones a nivel mecánico, pues el M2 Competition también recibe una serie de mejoras a nivel de chasis. El rendimiento dinámico será ahora mucho mejor gracias a una barra entre torretas de suspensión delanteras en CFRP de alta precisión para una rigidez incrementada del eje delantero. Un elemento que se combina a la perfección con los nuevos frenos —opcionales— deportivos M con las pinzas en acabado negro de alto brillo.

Mejoras también para el interior

Como en el aspecto exterior, la disposición y la cantidad del elementos en el habitáculo del M2 Competition es la misma, pero para dejar claro que no estamos ante un M2 ‘normal’, los bávaros han intalado una serie de mejoras. La fibra de carbono va a estar más presente que de costumbre, sobre todo en el salpicadero. El volante M de cuero podrá contar con los botones M1/M2 y se complementa con un nuevo tablero de instrumentos con el display Black Panel.

El M2 Competition cuenta también con nuevos asientos deportivos M, que pueden elegirse opcionalmente de tipo baquet con reposacabezas integrados y el logo M2 iluminado a la altura de los hombros. La entrada al coche también será más exclusiva, gracias al logo ‘M2 Competition’ que preside el marco de la puerta. Por el momento, esto es todo lo que se sabe sobre el nuevo M2 Competition. No sabemos nada de su precio aún, pero no sobrepasará el equivalente a un M4 para no pisarse entre ellos.

Galería

BMW M2 Competition: el deportivo se hormona para llegar a los 410 CV

Categoría: CoupéDeportivoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.