¿Cómo se construye un CUPRA e-Racer? Te lo contamos, paso a paso

El CUPRA e-Racer, el primer coche turismo de competición 100% eléctrico de la marca, puede alcanzar los 270 km/h. Un reto de diseño y mecánica para el que se han destinado más de 20.000 horas de trabajo.

Alcanza los 100 km/h en 3.2 segundos, supera los 270 km/h y su motor sobrepasa las 12.000 revoluciones. Se trata del CUPRA e-Racer, primer modelo eléctrico de competición de la nueva marca CUPRA. Un vehículo que funciona con baterías, pero con la potencia de un coche de gasolina.

Un coche con 6.072 pilas

La batería de este coche eléctrico es tan potente como las de 9.000 teléfonos móviles conectados al mismo tiempo. Un total de 23 paneles, de 264 unidades de carga cada uno, son la fuente de energía de este vehículo. Para recargar completamente este modelo se necesitan 40 minutos.

Una batería cercana a la media tonelada

Sus 450 kilos representan una tercera parte de lo que pesa todo el coche. Por eso, la colocación de la enorme batería ha sido uno de los mayores retos para el staff mecánico y los ingenieros del CUPRA e-Racer. Es tan grande y pesada, que su volumen ha tenido que repartirse por toda la parte inferior del coche para preservar su equilibrio y funcionalidad.

Cuatro motores diferentes

El CUPRA e-Racer cuenta con cuatro propulsores alojados en la parte posterior. Es capaz de alcanzar las 12.000 rpm en una única marcha. Cifras muy superiores si las comparamos con lo que puede hacer un coche gasolina de idénticas características: 6.500 rpm y varias marchas, con lo que se pierde par.

Un exhaustivo estudio de la aerodinámica

La aerodinámica era uno de los aspectos más relevantes a la hora de contruir el CUPRA e-Racer. Por ese motivo, los retrovisores han sido sustituidos por mini cámaras, para que ofrezca la menor resistencia posible. El conductor visualiza todo lo que sucede a su alrededor en una gran pantalla integrada en el salpicadero.

Un sonido muy particular

Al tratarse de un coche 100% eléctrico, las sensaciones al volante del CUPRA e-Racer son muy distintas a las que puede ofrecer un coche de gasolina. Para empezar, su aceleración, gracias al par lineal que desarrolla el motor eléctrico. Otra particularidad es el sonido. Como ya ocurre en la Fórmula E, el sonido es similar al de un ‘gran mosquito‘, afirman los responsables del CUPRA e-Racer.

El chasis del nuevo SEAT León como base

El nuevo modelo CUPRA e-Racer toma como base el chasis de un SEAT León convencional. A esta estructura se le añaden elementos de seguridad, como el arco de seguridad interior, para adecuarlo a la competición.

Galería

¿Cómo se construye un CUPRA e-Racer? Te lo contamos, paso a paso

Categoría: Competición
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.