Nuevo Mercedes-AMG G 63: porque se puede ser mejor

El nuevo Mercedes-AMG G 63 acaba de presentarse. Un modelo que mejora las ya de por sí excelentes cualidades del Clase G. Más potencia, más dinamismo, más lujo, son solo algunos de los aspectos a destacar en la variante deportiva del conocido todo terreno alemán.

¿Se puede ser mejor? ¿Mejorar algo que ya de por sí es excelente? Los chicos de Mercedes-AMG lo tienen claro con el nuevo G 63. Coge un Clase G convencional, inyéctale potencia, dinamismo y sobre todo lujo, y tendrás la variante deportiva que hoy te presentamos. Saluda al nuevo Mercedes-AMG G 63: el ejemplo perfecto de que siempre se puede ser mejor.

Cambios estéticos cortesía de AMG

A nivel estético, el G 63 presenta muchas de las novedades ya vistas en el G 500. Pero estamos ante una variante deportiva y AMG ha empleado todo su saber hacer para que podamos distinguir una unidad de otra. En la parte delantera, un enorme paragolpes cromado está colocado en la parte inferior de una rejilla de nuevo diseño también; y que recuerda en parte al Mercedes-AMG GT.

En el lateral, los nuevos faldones metalizados están complementados por la doble salida de escape a cada lado. Todo un clásico en esta versión. La zaga es la zona que ha permanecido inalterada, manteniendo las mismas líneas en ambas versiones. Unas llantas de hasta 22 pulgadas, redondean el carácter deportivo del conjunto.

Motor AMG V8 biturbo ahora con desactivación selectiva de cilindros

Potencia pero también eficiencia en el propulsor del G 63. El corazón del todo terreno germano es un 4.0 litros V8 biturbo que desarrolla 585 CV y un par máximo de 850 Nm. Las cifras corresponden más a un vehículo deportivo que a un todo terreno: de 0 a 100 km/h en tan solo 4,5 segundos, llegando a alcanzar una punta de 220 km/h, 240 si se equipa con el paquete AMG Driver.

Decíamos eficiencia porque el nuevo G 63 va a estar disponible con desactivación selectiva de cilindros gracias a AMG Cylinder Management. En el margen de carga parcial se desactivan los cilindros dos, tres, cinco y ocho, con lo que disminuye claramente el consumo de combustible. El consumo mixto de combustible asciende a 13,2 l/100 km. La desactivación selectiva de cilindros está disponible en un amplio margen de revoluciones, de 1.000 a 3.250 rpm, siempre que el conductor haya seleccionado el programa de conducción «Comfort» para el cambio.

El V8 biturbo irá asociado a una caja de cambios automática de 9 velocidades AMG Speedshift TCT 9G, puesta a punto específicamente para este modelo y cuyas transmisiones entre marcha y marcha son especialmente cortas. Por su parte, La tracción integral AMG Performance 4MATIC incorporada de serie se distingue por una distribución del par con prioridad al eje trasero, 40% delante y 60% detrás. Este dimensionamiento es la clave de una mayor agilidad en carretera, unida a una mejora en la tracción al acelerar.

Suspensión revisada para mejorar el rendimiento

El conjunto de suspensiones también han sido profundamente revisadas para ofrecer nuevas cotas de dinamismo en el G 63. Tratándose de un modelo AMG, la amortiguación es ahora adaptativa para favorecer el comportamiento del vehículo en cualquier superficie, pero manteniendo la configuración ya vista en el Clase G, de suspensión independiente delantera y eje rígido en el tren trasero. Todo con el objetivo de no comprometer las capacidades off road del  G 63.

Interior similar al G 500

Pocos cambios en el habitáculo del Mercedes-AMG G 63 con respecto al G 500. Salvo los elementos puramente deportivos —como el volante multifunción achatado en su base, los pedales de aluminio o el asidero del pasajero en fibra de carbono—, el interior es el mismo. Presidido por la enorme pantalla widescreen que hace las veces de tablero de mandos y de sistema de infoentretenimiento, el interior goza de un mayor refinamiento que el de su hermano menor gracias a los colores claros de la tapicería, los cuales se complementan a la perfección con el aluminio de los botones y los difusores de aire.

El nuevo Mercedes-AMG G 63 celebrará su estreno mundial en el marco del Salón del Automóvil de Ginebra el 6 de marzo de 2018. El inicio del plazo para realización de pedidos está previsto para finales de marzo de 2018 y la introducción en el mercado a partir de junio de 2018.

Galería

Nuevo Mercedes-AMG G 63: porque se puede ser mejor

Categoría: 4x4DeportivoNovedadesSegmentoTodo Terreno
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *