Mercedes-Benz Clase A 2018: bueno, bonito y tecnológico

Amsterdam ha sido el escenario escogido por los germanos para presentar el nuevo Clase A. Ya conocíamos su interior o parte de su arsenal tecnológico, y ahora toca conocer en profundidad al nuevo compacto de la marca de la estrella.

Un diseño exterior evolucionado

Con cada nueva generación, los chicos de Mercedes han ido rejuveneciendo el Clase A. El modelo de 2018 presenta un diseño que bebe del anterior pero que lo estiliza hasta nuevos límites para ofrecer un conjunto joven, deportivo, pero a la vez elegante. Empezando por la parte delantera, observamos un paragopes totalmente rediseñado, más deportivo. Con la nueva parrilla de rejilla, junto a unos nuevos faros LED, la apariencia deportiva se redobla.

En el lateral, una distancia entre ejes mayor y unos pasos de rueda más grandes —que permiten alojar ruedas con llantas de 16 a 19 pulgadas—, también ayudan a dar esa sensación dinámica al nuevo Clase A. La zaga sea tal vez la parte más cambiada con respecto a la generación anterior y que incluso podríamos aventurarnos a decir que se parece a la de un GLA. Una cintura más gruesa en la parte inferior y que se va estrechando según sube, junto a los faros traseros de dos piezas, componen esta rediseñada parte trasera. Estos rediseños han permitido crecer al maletero para ofrecer 370 litros de capacidad, frente a los 341 de la generación anterior.

Por primera vez en la clase compacta, Mercedes-Benz utiliza un Airpanel de dos secciones (opcional). Este sistema de persianas detrás de la rejilla del radiador abre sus rejillas ajustables en función de los requisitos de refrigeración. Hay un sistema de persiana adicional en la entrada de aire debajo de la placa de registro, lo que mejora aún más el rendimiento del sistema.

Tres mecánicas disponibles de lanzamiento

En el momento de su lanzamiento, el nuevo Clase A contará con tres mecánicas, dos gasolina y una diésel. La primera de ellas, integrada en el A 200, ofrecerá 163 CV y 250 Nm de par. Un consumo de 5,1 l/100 km si se elige con caja de cambios automática de doble embrague 7G-DCT. La segunda, la del A 250, desarrolla 224 CV y 350 Nm de par. Solo disponible con la caja de cambios automática de doble embrague 7G-DCT, tendrá un consumo de 6,0 l/100 km.

Por último está el propulsor diésel del A 180 d, que ofrece 116 CV y 160 Nm de par. También contará con la caja de cambios automática de doble embrague 7G-DCT. Bajo pedido, la nueva Clase A está disponible con el sistema de tracción total permanente 4MATIC con distribución de par totalmente variable.

Interior de sobra conocido

Ya sabemos cómo es el habitáculo debido a las diferentes informaciones que han ido mandando los germanos. Aún así, combiene repasarlo. Un espacio revisado que ofrece mayor espacio y comodidad, así como nuevos materiales que aumentan el refinamiento interior. La arquitectura interior está conformada en particular por el diseño vanguardista del tablero: por primera vez se ha prescindido completamente de una capucha sobre la cabina. Está dividido en dos secciones horizontales tridimensionales: la sección inferior está visualmente separada del cuerpo principal del tablero por una «trinchera», y parece flotar en frente del tablero. La pantalla está disponible en tres versiones: con dos pantallas de 7 pulgadas, con una pantalla de 7 y una de 10.25 pulgadas y con dos pantallas de 10.25 pulgadas.

MBUX —o Mercedes-Benz User Experience— es el gran protagonista tecnológico del nuevo Clase A. Una característica única de este sistema es su capacidad de aprender gracias a la inteligencia artificial. MBUX puede personalizarse y adaptarse al usuario. Por lo tanto, crea una conexión emocional entre el vehículo, el conductor y los pasajeros.

Sus puntos fuertes incluyen la cabina de pantalla ancha de alta resolución con pantalla táctil de la pantalla multimedia, la pantalla de navegación con tecnología de realidad aumentada y control de voz inteligente con reconocimiento de voz natural, que se activa con la palabra clave «Hey Mercedes«. También hay disponible una pantalla de visualización frontal. La pantalla táctil es parte del completo concepto de control táctil MBUX: una tríada que consta de pantalla táctil, panel táctil en la consola central y botones de control táctil en el volante.

Tecnología y seguridad como punta de lanza

El nuevo Clase A promete ser uno de los modelos más actualizados del segmento en cuanto a tecnología y seguridad, además de contar con sistemas que ofrecen una conducción semiautónoma. Heredados del Clase S, los sistemas de seguridad más destacables son el asistente de freno activo. Distronic, un sistema que mantiene la distancia de seguridad e interviene en la dirección en caso necesario. Pre Safe Plus, que es capaz de detectar un posible accidente desde la parte trasera. Y los ya convecionales como chivato por cambio involuntario de carril, control de crucero adaptativo…

Estas son las novedades más importantes del nuevo Clase A, de las que faltan todavía el precio. Algo que seguramente se desvele en el momento de la presentación oficial del modelo en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Galería

Mercedes-Benz Clase A 2018: bueno, bonito y tecnológico

Categoría: CompactoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.