Probamos el nuevo 308 GTI que se apunta al restyling recibido por el modelo 308. Con este modelo Peugeot retoma su tradición deportiva lanzando la versión más radical de su berlina superventas: el nuevo Peugeot 308 GTi by Peugeot Sport, que lleva a nuevas cotas las siglas GTi.

Tras la reciente renovación del Peugeot 308 era cuestión de tiempo que llegase la versión más prestacional de la gama. El Peugeot 308 GTi by Peugeot Sport ofrece todos los avances tecnológicos vistos en su hermano pequeño junto a unas capacidades dinámicas únicas.

Estética ‘racing’

A nivel de diseño, el 308 GTi comparte las mismas evoluciones que el 308 normal pero con diferentes elementos que aportan un extra de deportividad al conjunto. Esta versión se distingue del resto por un paragolpes delantero exclusivo, con entradas de aire en color negro. Mientras que la zaga sigue presisida por las mismas salidas de escape que la versión GTi anterior. La altura al suelo ha sido rebajada 11 mm para favorecer las cualidades dinámicas del vehículo. Las llantas Carbone de 19 pulgadas también son exclusivas de esta versión.

Como es costumbre con los modelos deportivos de la marca, el 308 GTi puede elegirse con carrocería bicolor (azul/negro o rojo/negro). Destca el nuevo Peugeot 308 GTi 270 que adopta, en exclusiva, una nueva versión de la exclusiva “Coupe Franche”, que asocia el Azul Magnetic al Perla Nacarado.

Motor 1.6 THP de 270 CV

El Peugeot 308 GTi by Peugeot Sport sigue contando con el mismo bloque que la generación anterior: un 1.6 THP S&S de 270 CV. Del mismo modo, sigue asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades. Con una relación peso/potencia récord en el segmento de tan sólo 4,6 Kg/CV, el nuevo Peugeot 308 GTi no necesita más que 6,0 segundos para pasar de 0 a 100 Km/h y 25,3 segundos, para recorrer 1.000 m con salida desde parado. El consumo homologado es de 6 l/100 km. Para un mejor dinamismo, el 308 GTi cuenta con diferencial de desplazamiento limitado Torsen.

Interior deportivo y actualizado

El interior del 308 GTi refleja la misma deportividad vista en el exterior. Destaca por una ambientación en color oscuro, techo incluido. Los pespuntes rojos realzan el salpicadero, los asientos, las contrapuertas, el fuelle de la palanca de cambios y las alfombrillas de gama alta. Finalmente, los embellecedores de los umbrales de las puertas exhiben los logotipos “Peugeot Sport” y “GTi” y están realizados en aluminio, al igual que los pedales, el reposapiés y el pomo de la palanca de cambios. Además, incluye asientos deportivos tipo baquet en tejido mixto cuero-Alcantara, con función masaje y regulación lumbar eléctrica. No podía faltar el volante deportivo de tamaño reducido que tanto ha gustado.

Además, el 308 GTi by Peugeot Sport también incorpora el Driver Sport Pack, que amplía la atmósfera deportiva a bordo. Al presionar el botón Sport de la consola central, el color de la instrumentación pasa de blanco a rojo, en la pantalla central se ofrecen informaciones complementarias (potencia, par, presión de sobrealimentación, aceleraciones lateral y longitudinal), se refuerza la sonoridad del motor y cambia la cartografía del pedal del acelerador. Como el 308 normal, incluye la función Mirror Screen que permite acoplar smartphones via Apple Car Play o Android Auto.

Hereda el amplio paquete de seguridad del nuevo 308

Al igual que su hermano pequeño, el 308 GTi incorpora un gran arsenal de sistemas de ayuda a la conducción. Cuenta con frenado autónoma de emergencia, alerta de riesgo de colisión, alerta de cambio involuntario de carril o Visiopark1, la cámara de visión trasera que facilita las maniobras de aparcamiento. El nuevo Peugeot 308 GTi by Peugeot Sport ya está disponible por un precio que arranca en 32.050 euros.

Impresiones de conducción

Acudimos al Circuito del Jarama que nos recibió con buen tiempo, seco y frío y con las pista más fría aún. Pero no por eso nos asustamos y fuimos los primeros en rodar. Las dos primeras vueltas fueron complicadas, ya que los neumáticos fríos (unos excelentes Michelin Pilot Sport como equipo de serie) tardaron un par de vueltas para dar el tono perfecto. La tercera vuelta ya pudo ser a fuego y nos dimos de cara con las prestaciones de que es capaz este 308 GTI. Es puro equilibrio, gracias a un chasis espectacular, unos amortiguadores muy bien puestos a punto y una dirección precisa. El nivel de agarre es uno de los más altos que hemos visto y da igual si salimos de una curva acelerando a fondo o frenando como si no hubiera un mañana. El 308 GTI siempre responde con aplomo y sin hacer ningún extraño. Estamos deseando probarlo a fondo. Próximamente…

Galería

CONTACTO: Peugeot 308 GTi: deportivo polivalente

Categoría: CompactoDeportivoPortadaPruebas
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *