Interior y vida a bordo

El interior está diseñado para albergar a cuatro pasajeros, aunque su tamaño deja las plazas traseras un poco pequeñas, pero cuenta con respaldos abatibles por mitades asimétricas 50/50 y pudiendo disponer de un equipamiento como el de sus hermanos de gama de segmentos superiores, como es el caso de un nuevo sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas IntelliLink que funciona con cualquier smartphone, con sistemas operativo Android o Apple, y acceso a internet y Bluetooth.

El Adam no destaca por la cantidad de huecos para guardar objetos, pero los que hay nos parecen suficientes. Tiene un gran hueco en la consola junto a tres posa vasos al final de la consola. Las plazas traseras disponen de dos huecos a ambos lados de los asientos. En las puertas tenemos las típicas bolsas rígidas pero de poco tamaño. La guantera tiene una buena capacidad, teniendo en cuenta el tamaño del coche, y está iluminada y compartimentada.

El interior es donde más sorprende este nuevo modelo de Opel, y para bien. Está realizado con mucho mimo y calidad, con acabados que son mejores que los de su hermano mayor el Corsa. Buenos ajustes y materiales dan al interior del Adam una sensación de ser un coche de un segmento superior. Y se nota mucho más en su insonorización, que es excelente. La ergonomía está bien estudiada para que el conductor se siente a gusto al volante, porque en este tipo de coches es muy importante sentirnos perfectamente integrados con el coche. El ADAM S lo consigue sin problemas.

El interior está diseñado para albergar a cuatro pasajeros, aunque sus pequeñas dimensiones dejan las plazas traseras un poco pequeñas para dos adultos si estos superan los 1,90 metros. Pero como siempre, todo depende del tamaño y altura de los ocupantes de las plazas traseras que determinarán cómo y dónde pondrán las piernas los pasajeros traseros. Los asientos delanteros son muy buenos, porque son muy deportivos pero no dejan de ser bastante confortables. Estos asientos tipo bacquet sujetan bastante bien el cuerpo. Todos los reglajes habituales son mecánicos y muy amplios, sobre todo el mando del desplazamiento longitudinal de la banqueta.

Diseño

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: OPEL ADAM-S. Rebelde con causa

Categoría: DeportivoPortadaPruebasSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.