Contacto: Volkswagen California. Ganas de aventura

Tremendamente personalizable, divertido, adictivo y sobre todo práctico. Así es el Volkswagen California que hemos podido probar en Tarifa y que nos hace preguntarnos el por qué no lo hemos tenido antes.

70 años han transcurrido del mítico Bulli (comunmente llamado Transporter). Un vehículo que sentó las bases de las furgonetas orientadas a los aventureros, pero que podían combinarse perfectamente con el día a día. Todo esto ha dado lugar a una especie pseudo cultura por este tipo de vehículos y que ha culminado en el Volkswagen California. Este modelo conserva la esencia de aquel primer Bulli pero evolucionado para ofrecer todas las comodidades posibles a la hora de conducir pero sobre todo a la hora de vivir. Materia donde el California tiene el sobresaliente.

Diseño vintage. Un homenaje al Bulli

La foto que ilustra este artículo muestra a la perfección ese guiño al primer modelo gracias a una pintura bicolor y a las preciosas llantas estilo retro. Por lo demás, estamos ante las líneas de una T6 ataviada con elementos específicos dependiendo del acabado elegido. Si no fuera por el toldo, su terminología en la parte trasera, sus llantas, las camas o las sillas, podríamos estar perfectamente ante un Multivan convencional. Pero no es el caso.

Gama de motores: compacta y correcta

El California ofrece una gama de motores que no es extensa pero sí completa. Solo está disponible en versión diésel con potencias de 102, 150 y 204 CV. Las variantes superiores se pueden combinar con una caja de cambios manual de 5 0 6 velocidades o bien, con una automática DSG de 7 relaciones. Además también podrán ser equipadas con la tracción total 4MOTION que incorpora un embrague Haldex de quinta generación.

Interior: una auténtica vivienda sobre ruedas

El habitáculo del California presenta un estilo sobrio pero con la adición de elementos que mejoran el confort y la ergonomía como pueden ser la multitud de portaobjetos que incorpora. Los elementos tales como el climatizador o la consola central están colocados para que tanto conductor como copiloto puedan manejarlos sin el menor problema.

Si le sumamos una posición del volante más horizontal, así como una postura más erguida en el asiento, estamos ante un auténtico devorador de kilómetros. En el apartado tecnológico, estamos ante el mismo sistema de infoentretenimiento y de sonido que podemos encontrar en los turismos de la marca.

Hay dos tipos de acabados para el interior: Beach y Ocean. El primero, como su nombre indica, está orientado para los amantes de los deportes acuáticos gracias a una ganancia de espacio al suprimir elementos como la nevera, el fregadero o el hornillo. Además el suelo no cuenta con moqueta para poder retirar mejor la arena de playa. Por otro lado está el acabado Ocean. La esencia del California, que cuenta con todo lo necesario para vivir en él y que hará plantearnos vender la casa. Hasta una ducha con un depósito de 30 litros (opcional).

Ambas opciones cuentan con una cama en el techo elevado para hasta 4 personas, un toldo, así como sillas alojadas en las parte de atrás de los asientos delanteros, que pueden girar 180 grados para convertir el interior del California en un acogedor salón.

Sistemas de seguridad propios de vehículos de gama alta

El salto cualitativo del nuevo California en el terreno tecnológico puede verse en la introducción de los sistemas de ayuda a la conducción, hasta ahora propios de los turismos de gama alta. Esta nueva generación incluye, entre otros, sistemas como el Front Assist, el Adaptative Cruise Control (ACC) con función de City Emergency Break, el Light Assist, la cámara de marcha atrás y el sistema de control de ascenso y descenso en pendientes; este último, equipado de serie en todas las versiones 4MOTION.

Por otra parte, el nuevo California incluye de serie el sistema de frenada anticolisiones múltiples, que activa automáticamente el freno tras un primer impacto o si el conductor no está en disposición de intervenir. Otro sistema que se equipa de serie es el Detector de Fatiga, que detecta anomalías en el comportamiento del conductor y recomienda tomar un descanso.

Impresiones de conducción

Viendo uno esta foto, conducir no es lo primero que piensa. Más bien piensa en relajarse, sentir la brisa marina en la cara… Bueno, al lío. Para realizar la prueba, pudimos escoger la variante más potente y mejor preparada. Hablamos de la versión 2.0 TDI de 204 CV, cambio automático DSG de 7 velocidades y tracción total 4MOTION. El acabado escogido fue el Beach, a parte de por la pintura bicolor a juego con la orografía, por sus intenciones: kilómetros y kilómetros en busca de playa, arena y sol.

En autopista, la postura de conducción es muy cómoda y permite recorrer largas distancias sin notar el cansancio típico de los turismos. El potente motor de 204 CV permite salir airoso de cualquier situación, siendo el viento lateral el único hándicap a tener en cuenta. Pero estamos ante un vehículo de 2.500 kg. Es lo que hay. Donde realmente se disfruta del California es en las carreteras secundarias. Su chasis muestra aplomo y seguridad en giros cerrados, aunque es necesario anticiparse a ellos. El equipo de frenos es correcto, aunque se echa en falta un poco más de mordiente. Gracias a la tracción total, se puede circular por pistas de tierra o terrenos difíciles sin miedo a quedarte atrapado.

El precio de la versión de accesso (104 CV, manual 5 velocidades) tiene un precio con descuentos e IVA incluidos de 37.600 euros. Mientras que la unidad que nosotros hemos podido probar está en 53.890 euros. En definitiva, el Volkswagen California es la excusa perfecta para buscar algo de aventura a la par que hacemos kilómetros y kilómetros con altas dosis de confort, dinamismo y seguridad. Un modelo que nos ha encantado y que personalmente hace muy dura la vuelta a casa. Demasiado.

Galería

CONTACTO: Volkswagen California. Ganas de aventura

Categoría: 4x4ComercialesPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *