El nuevo BMW X5 M Performance, cazado en carretera

Continúa el desarrollo de la cuarta generación del BMW X5 que se espera que sea presentado en el segundo semestre de 2018 para estar a la venta en el primer trimestre de 2019. Se fabricará en la planta de Spartanburg a partir de agosto de 2018.

El nuevo SUV de la marca alemana se está desarrollando sobre la plataforma modular CLAR (CLuster ARchitecture), con un nuevo chasis que aligerará el peso en unos 200 kg con respecto al modelo actual a base de aluminio en el bastidor y paneles de carrocería de CFRP.

El nuevo X5 contará con unas proporciones muy similares a las del actual modelo y, quizás, incluso un poco más pequeño. El eje delantero parece estar un poco más hacia el interior que el modelo actual y el eje trasero sitúa las ruedas traseras casi directamente debajo de las puertas traseras. Este detalle indica una distancia entre ejes más corta pero que no perjudicará al espacio interior manteniendo 5 plazas. En esta nueva generación no se ofrecerá con 7 plazas, como ocurre actualmente, que se deja para el X7.

El diseño exterior será una evolución heredando formas geométricas y combinando la apariencia deportiva de la primera generación. La parte delantera contará con unos faros más angulares, un capó alto para cumplir con la normativa de seguridad de peatones y un nuevo diseño de la parrilla. Como en el X2 Concept, los “riñones” estarán invertidos, un símbolo exclusivo de los nuevos modelos X. En el lateral, el pilar C tendrá un diseño más cercano al visto en el nuevo X1 con unos hombros más prominentes que se extienden a la parte trasera, un spoiler al final del techo y unos pilotos menos horizontales, también en el estilo del nuevo X1.

En el interior, heredará el tablero de instrumentos del nuevo Serie 5 pero con una nueva y más pequeña consola para el sistema de info-entretenimiento y controles de climatización y un túnel de transmisión más abierto. El equipamiento contará con tapicería de cuero de serie, múltiples ayudas a la conducción, faros y luces traseras con tecnología OLED, instrumentación digital, control de voz y gestual y funciones de conducción autónoma de nivel 3.

Las imágenes del prototipo que se han enviado corresponden a la versión M Performance, pudiéndose apreciar dos tubos de escape en cada una de las molduras embellecedoras del sistema de escape, cuatro en total, por lo que se trata de una de las versiones más potentes, el xDrive50i, un V8 biturbo de gasolina (N63TU2) con 470 CV y al diésel M50d (B57D30C), un seis cilindros en línea de 3.0 litros y cuatro turbos con 400 CV de potencia máxima.

Galería

El nuevo BMW X5 M Performance, cazado en carretera

Categoría: Fotos espía
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *