Aquí un adelanto del nuevo Mercedes CLS que verá la luz en 2018

Con nombre en código C257, el Mercedes CLS se espera que debute el próximo mes de noviembre y estará a la venta en el primer trimestre de 2018.

Tras numerosas idas y venidas con un posible cambio de nombre comercial durante muchos años, esta vez podría ser la definitiva y pasar a llamarse CLE, abandonando CLS, pero hasta ahora no existe nada que lo confirme. Este posible cambio en la denominación pasando a un segmento “inferior” se debe a que el nuevo CLS está basado en la plataforma MRA de tracción trasera y especialmente comparte la misma estructura modular con el Clase E, con lo que se podrán separar las pretensiones comerciales de este modelo y el futuro AMG GT4, como rival del Porsche Panamera.

Visualmente, el diseño del CLS se ha cuidado al máximo y no va a suponer un cambio radical, sino más bien una evolución del coupé de cuatro puertas actual, pero más elegante, manteniendo la silueta en forma de flecha y una línea de techo extendida más agresiva con unas proporciones que prácticamente se van a mantener con el modelo actual. El perfil de los cristales laterales será más fino.

 

La sección delantera es totalmente nueva, con unos faros en cuña y en los que la banda de luz diurna ahora bordeará el faro por la parte superior. Las luces traseras de esta nueva son horizontales, tal y como se aprecia en las imágenes, siguiendo la nueva tónica de las variantes coupé recientemente lanzados de la Clase C y la Clase S. Se espera que la nueva generación de este modelo bata el récord en coeficientes aerodinámicos, con un Cx de 0,19, el mismo que el Mercedes Concept IAA, y que también era un coupé de cuatro puertas.

El cambio a la plataforma MRA hará que también sea más ligero y más espacioso que el CLS saliente, perdiendo en torno a 100 kilos, en comparación con el modelo actual y gracias al uso extensivo de aluminio. Además, la longitud se va a incrementar con un gran voladizo trasero y una distancia entre ejes que crecerá en 6,5 cm con respecto al actual modelo concediendo más espacio para las piernas de los pasajeros traseros. En cuanto a tecnología, el nuevo CLS contará con una actualización de los sistemas de asistencia al conductor vistos en el nuevo Clase E y en el renovado Clase S, además de estrenar un nuevo sistema de iluminación en las luces delanteras.

En el interior, el salpicadero presentará diferencias con el del Clase E, pero mantendrá las dos pantallas de instrumentación y del sistema de info-entretenimiento al alcance del pasajero. La gama de mecánicas contará con lo últimos motores de cuatro cilindros y seis cilindros en línea de gasolina y diésel, todos turboalimentados, con los diésel CLS 300 d con 231 CV y CLS 350 d con 313 CV, y los gasolina CLS 300 con 272 CV, CLS 350 con 300 CV, CLS 400 con 333 CV y CLS 500 con 408 CV.

Por primera vez en este modelo, no habrá versión de altas prestaciones AMG. La versión tope de gama será un CLS 55 AMG (podría recuperar la denominación), que contará con el nuevo seis cilindros en línea de 3.0 litros Turbo con alrededor de 450 CV de potencia. De esta forma se separará del nuevo AMG GT 4, cuya mecánica más básica será una nueva versión del seis cilindros Turbo de 3.0 litros cuya potencia será más potente que la que ofrece el E 63 AMG con el V8 biturbo de 4.0 litros AMG.

Galería

Aquí un adelanto del nuevo Mercedes CLS que verá la luz en 2018

Categoría: ActualidadFotos espía
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.