En marcha

La dinámica de este nuevo Toyota Yaris viene marcada por la gama de motores que ofrece en nuestro mercado. A falta de que llegue el potente GRMN, nos parece muy claro que la versión híbrida es la más equilibrada.

Si optamos por una mecánica de gasolina –recuerda que no hay opción diesel-, la más pequeña puede quedarse muy corta en cuanto tengas que salir de la ciudad, por lo que la opción que probamos aquí, de 111 caballos, nos parece la ideal si no quieres apostar por la tecnología híbrida. Aún así, en carretera, leves pendientes te obligarán a bajar marcha para mantener la velocidad. Avisado estás.

En cuanto al nuevo motor 1.5 gasolina, decir que sustituye al 1.33, logrando reducir consumo y subir potencia, ambas en un 10%. El trabajo ha sido tan laborioso que se ha logrado cumplir la norma europea Euro 6C. Su nomenclatura es 1.5 Dual VVT-IE, de cuatro cilindros en línea y 16 válvulas.

El consumo homologado es de 5 litros a los 100 km y el 0-100 km/hora es de sólo 11 segundos. En breve veremos si la realidad se acerca a estos números o es casi ciencia ficción… aunque ya te adelanto que, al menos nuestra unidad, no se acerca a esos dígitos.

Los poco más de mil kilos de peso no representan mayor problema para un propulsor que huye del downsizing y da rienda suelta a los centímetros cúbicos para que no haya baches en bajos y medios. Y efectivamente, la aceleración tiene brío y es bastante lineal, desde las 2.000 rpm se nota su empuje, sin picos, pero también sin badenes, hasta las 6.250 rpm, donde nos encontramos con el corte de encendido.

Con esta mecánica hemos hecho casi medio millar de kilómetros, mezclando principalmente ciudad y autovía, y nos sorprendemos gratamente al ver el consumo medio, pues nuestro ordenador de a bordo nos dice que han sido 6,5 litros a los 100. La cifra no es descabellada, pero está lejos de la oficial. ¡El desvío es de un 30%!

En líneas generales, es un motor del que nos gusta el tacto, cómo empuja con discreción, lo bien que se lleva con el cambio manual y lo estable que se nota el coche en curva. El trabajo de chasis se nota, se ha mejorado mucho en estabilidad y en la dirección, y son cosas que en el día a día son de agradecer.

Así, nos gusta el tarado de las suspensiones y, especialmente, el trabajo realizado para que no se cuelen vibraciones ni rumorosidad en el habitáculo, aunque esto siempre en ciudad, donde casi siempre se circula despacio y a bajas revoluciones.

Cuando rodamos en autovía y nos acercamos al límite legal para circular por ellos, sí que notamos, pese al trabajo realizado, que se cuela algo de rumorosidad mecánica en el habitáculo. No lo suficiente, ni mucho menos, como para convertir en martirio cualquier viaje o desplazamiento largo, pero no es menos cierto que es algo que se puede mejorar un poco más.

Somos conscientes de que un coche de menos de cuatro metros no puede tener la calidad de rodadura de un compacto o de una berlina, pero sin duda es el principal punto, con este motor, que vigilaría en la próxima evolución del Yaris. En cambio, en la urbe, su cinturita de avispa puede con casi todo, aunque quizá podría contar con un poco más de radio de giro.

Toyota se ha puesto las pilas en muchas cosas, valga el juego de palabras con la hibridación, pero por encima de todo está la seguridad, y en Toyota no se regatea. En este nuevo Yaris no podía ser menos y han puesto toda la carne en el asador.

Esa carne se llama ‘Toyota Safety Sense’ y es un conjunto de medidas y dispositivos de seguridad y ayudas a la conducción que viene de serie en toda la gama. Así, no faltan el sistema de aviso pre-colisión, el frenado automático de emergencia, el reconocimiento de señales –salvo en 1.0-, el aviso de cambio involuntario de carril y las luces de carretera automáticas. Por supuesto, contamos con siete airbags de serie.

Por último, mencionar el líquido limpia parabrisas integrado en el propio limpia. Es digno de coche de enjundia, y la verdad es que este detalle nos ha hecho sonreír para nuestros adentros.

Diseño

Interior y vida a bordo

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: TOYOTA YARIS. Diseño y seguridad por bandera

Categoría: PortadaPruebasSegmentoUrbanoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.