Diseño

El nuevo Toyota Yaris que conducimos y probamos esta semana es fruto de un facelift más que pronunciado. Son casi mil las piezas nuevas que recibe este Yaris con respecto al anterior, por lo que muchos dirán, y nos les faltará razón, que se trata de un pequeño cambio generacional.

A nivel estético, frontal y zaga reciben un nuevo código de diseño, con una clara inspiración en los catamaranes. Parece que estamos de broma, pero con la Copa América de Vela reciente, tenemos muy cerca la referencia y el frontal, ciertamente, parece que se apoya en las ruedas solamente, en los extremos.

El capó pierde muchos centímetros según se acerca al abismo del logo que luce el morro. Bajo él, con matrícula encastrada, una parrilla enorme, negra, que asegura una buena refrigeración. Nuevas firmas lumínicas delante y detrás, nuevo portón trasero, paragolpes de nueva factura… todo mucho más refinado y moderno, le dan al pequeño Yaris un aire inconfundible de modernidad y apuesta decidida por la tecnología y el bienestar y seguridad de sus ocupantes.

El nuevo segmento B de Toyota nos gusta, entra por los ojos. Se ha renovado con acierto, y volvemos a insistir en ese parecido a un catamarán en la carrocería, arriesgado como pocos, pero nos parece realmente ingenioso y seductor, y hace el frontal más moderno y agresivo.

También la zaga recupera algo de protagonismo, mucho más anodina anteriormente, y ahora, con más personalidad y unos grupos ópticos más grandes y llamativos, ha logrado que un mero lavado de cara se transforme en algo más ambicioso.

No es el caso que nos ocupa, pero la posibilidad de escoger por muy pocos euros una carrocería con doble color, generalmente techo negro con carrocería de otro distinto, le aporta un toque aún más exclusivo. No a muchos coches el ‘bi-tono’, como dicen en Toyota, les sienta tan bien.

Por último, mención especial a las llantas de aleación. No es necesario irse a las de 16 pulgadas del mismo catálogo. Las de 15 nos parecen realmente bonitas, tan sólo la duda sobre si 65 es un perfil demasiado grande y podríamos tener algo más de firmeza en el apoyo con un 55 o un 60.

 

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

 

PRUEBA: TOYOTA YARIS. Diseño y seguridad por bandera

Categoría: PortadaPruebasSegmentoUrbanoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.