Interior y vida a bordo

En el interior del Infiniti QX30, las formas fluyen de forma natural con una hermosa y sorprendente asimetría, creando un ambiente acogedor, fresco y sobre todo muy premium. A pesar de tener asientos de tela, tienes la sensación de estar en un habitáculo con la mejor calidad.

Echando un ojo alrededor situados en el asiento del conductor, nos damos cuenta de que el diseño del interior es bastante moderno, pero siempre con el recuerdo del Mercedes GLA en la mente, pues por doquier encuentras los mismos elementos que en el crossover de la marca alemana.

El primer estímulo, el visual, es francamente bueno. El segundo, el táctil, no le va a la zaga, aunque ya digo que los asientos de tela le restan empaque al conjunto, pese al gran esfuerzo realizado, sobre todo, en cuanto a diseño de los elementos se refiere.

Infiniti confiesa que lo que tocas en el salpicadero, revestimiento de puertas, sobre la tapa del hueco del reposabrazos… no es cuero. Sus investigadores han creado un nuevo material, denominado Sofilez, material patentado, por supuesto, único en el mundo por ser increíblemente agradable al tacto, logrando, a la vez, durabilidad y una sensación de comodidad fuera de toda duda.

El cuadro de mandos es muy parecido, por no decir idéntico, al del Mercedes-Benz GLA. La información y los grafismos se heredan sin cambiar lo más mínimo, con lo que tenemos garantizado disfrutar de un panel de instrumentación claro, legible y con mucha clase, además de gozar de mucha y buena información del ordenador de a bordo.

Lo mismo pasa con el volante. Idéntico, cosa que no nos molesta, porque ya sabemos los estándares de calidad y practicidad de la marca Premium alemana. Es que hasta la llave de contacto tiene la misma forma de las de Mercedes. Aquí sí que opinamos que, aunque solo sea por imagen, habría que haberla cambiado como seña de identidad de la marca nipona.

Según nos alejamos del puesto de conducción, vemos menos Mercedes y más Infiniti. Aún en la consola central reconocemos algún elemento, como los mandos del sistema de climatización. También la palanca, pequeñita, aunque la mayoría de los coches de la estrella lleva el cambio automático anclado a la parte derecha de la barra de dirección.

Nos gusta que la visera del cuadro de mandos llegue a cubrir la pantalla del navegador. La forma de los aireadores inmediatamente inferiores también nos llama. Las teclas del sistema de audio son algo tradicionales. Antes del cambio nos encontramos un pequeño hueco con tapa y dos entradas USB.

La palanca, ya hemos dicho, pequeñita al estilo de los híbridos de Toyota, da paso a un doble hueco para bebidas y el mando con el que controlas la pantalla del navegador, todo muy práctico y a mano.

El sistema Infiniti InTouch es capaz de crear una conexión perfecta entre tu teléfono inteligente y el QX30. A bordo, esta tecnología te permite enviar correos electrónicos o mensajes de texto, escuchar tus listas de reproducción favoritas, navegar por lugares desconocidos o simplemente hacer una llamada.

Los asientos son ‘made in’ Mercedes. Son de tela, muy tradicionales, pero no por ello dejan de ser cómodos. Se aprecia el esfuerzo por situar al conductor unos centímetros por encima de la visión de un compacto, cosa que se agradece, ya que el capó es bastante largo y elevado y no tienes visión directa de lo que hay inmediatamente bajo tus faros.

Las plazas traseras son bastante espaciosas. Será difícil que alguien ponga pegas al espacio aquí atrás. Siempre la central penaliza un poco, pero eso pasa en todas, incluso en las mejores, familias.

Los 430 litros de espacio del maletero del QX30 permitirán a sus ocupantes trasladar sin complicaciones todo su equipaje y demás objetos. Además, los asientos traseros abatibles (60/40) amplían el espacio de carga para transportar más y mejor en caso de necesidad.

Diseño

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA INFINITI QX30. Crossover con estilo

Categoría: 4x4CrossoverPortadaPruebasSegmentoSin categoríaSUVTodo Terreno
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.