Interior y vida a bordo

El habitáculo tampoco deja de sorprendernos. El apellido Nismo lo impregna todo, pero la base del interior del vehículo corresponde, no puede ser de otra manera, al Nissan Juke básico. El gris oscuro es el hilo conductor de los materiales, y los ribetes y detalles rojos, los encargados de romper el discurso para enriquecerlo con ese toque racing que sólo el color bermellón sabe aportar.

Un poco de historia, casi telegráfica, a propósito de Nismo. El vocablo surge de la unión de las palabras Nissan Motorsport en 1984. En ese año se fusionaron en uno en la marca japonesa dos departamentos deportivos que eran independientes. Desde entonces, más de tres décadas, docenas de modalidades distintas de competición sobre cuatro ruedas y un buen puñado de éxitos, acompañan al término Nismo donde quiera que va.

Nos centramos en nuestro Nissan Juke Nismo RS y la primera impresión es extraña, pues hay muchos estímulos, como un batiburrillo de elementos llamativos que quieren ser los primeros en captar tu atención. No sabes si mirar a los espectaculares asientos Recaro, el volante pequeño y deportivo, la consola central con dos pantallas de información… o incluso la palanca del cambio, que parece una especie de Excalibur naciendo de un nido con forma de depósito de combustible de moto.

Se nota a la legua que estamos en un coche distinto, informal, con gusto por el diseño, aunque a veces nos puede chirriar alguna cosita, como el funcionamiento de la pantalla inferior a la del navegador, con una forma de mostrar y acceder a la información realmente difícil de entender.

El salpicadero está dividido como en tres partes. La de la izquierda, frente al conductor, como ya he dicho, volante multifunción pequeño, revestido buena parte en ante, a juego con la tapicería, que proporciona un gran tacto y agarre, pero que a la vista, en seguida, parece viejo y usado.

Bajo una especie de doble ala, también ribeteada en rojo, un cuadro de mandos con dos esferas redondas muy profundas, la de la izquierda para el cuentarrevoluciones, con un fondo rojo que nos ha parecido terrible, con sinceridad, propio de coches y marcas menores. La de la derecha es más convencional, y entre medias, un pequeño display para la información del ordenador de a bordo, que puede ser más completo sin lugar a dudas, con duplicidad de botones además para el menú. Mal resuelto, escasito de información y presentado de manera un poco antigua.

El segundo módulo sería el central. Muy compactado, con la pantalla táctil del navegador en el medio. Esta consola tiene un tamaño mínimo, y todo se apelotona en su interior, hasta con los pequeños aireadores encajados. La pantalla inferior es complicada, pues a la vez podemos actuar sobre la ventilación como sobre los modos de conducción o las posibilidades de conducción ecológica del coche. Incluso hay un medidor de Fuerzas G. Batiburrillo total.

En línea con la consola, un pequeño hueco y la palanca del cambio de seis velocidades, como si hubiéramos hecho un hueco arriba en el depósito de combustible de una moto. Más atrás, varios huecos para bebidas y vaciar bolsillos, amén de un freno de mano tradicional. En la parte de la derecha, la nada, salpicadero limpio sin más.

Los asientos son tan deportivos que incluso para un tipo ágil como el que suscribe, salir del coche requiere ‘desencajarse’ un poco y superar el escalón lateral que sujeta los muslos. También hay sujeción fantástica en costado y hombros. No son los más cómodos, pero seguro que rezuman deportividad por todas partes.

Las plazas traseras son correctas, tirando a justas, para el tamaño del coche. Como siempre, la central es un poco más estrecha, con el piso unos centímetros más alto que los laterales, pero no es de los peores. El maletero nos ha parecido muy correcto. Ofrece 354 litros de buen espacio.

Diseño

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA NISSAN JUKE NISMO RS. Deportivo y… ¿SUV?

Categoría: 4x2CrossoverDeportivoPortadaPruebasSegmentoSin categoríaSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.