Elegante. Dinámico. Atemporal. Atlético. Cuatro adjetivos que encajan de lujo en el nuevo Opel Insignia, que ahora, en su configuración de berlina, recibe el apellido Grand Sport. Más largo, ancho y bajo, desde 28.650 euros.

El nuevo Opel Insignia es una clara y evidente muestra de cómo se puede mejorar en todas las facetas un producto que, ya de por sí, no era nada malo. Esta segunda generación del Opel Insignia recibe de buen grado el Grand Sport, porque se han potenciado en él características que le van como anillo al dedo.

Con la nueva plataforma Epsilon 2, y basado en el Concept Monza, el nuevo Opel Insignia Grand Sport tiene una presencia imponente, gracias a sus 57 milímetros extra con respecto al anterior (ahora mide 4,89 metros). También es un poco más ancho y hasta 24 milímetros más bajo, lo que le otorga una imagen realmente espectacular.

Pero lo mejor no se ve. Y es que Opel siempre ha tenido hasta hace escasas fechas algún problemilla de sobrepeso. Ahora, aún creciendo en tamaño, logra reducir 175 kilos, 200 si hablamos del familiar Sports Tourer.

Lo que salta a la vista es, entre otras cosas, unas líneas muy cuidadas, deportivas, fluidas, y una mirada basada en algo llamado Intellilux Matrix Led, un esfuerzo brutal en materia de iluminación avanzada, con múltiples posibilidades. La zaga, espectacular, tiene una forma innegable coupé que no pasa inadvertida.

Por dentro aún hay más sorpresas. Muy pocos botones, todo mucho más táctil, con una pantalla que, como poco, tiene un tamaño de 7 pulgadas. Mejora unos milímetros las cotas interiores, y puede presumir, seguro entre los generalistas, de ser el que más tecnología incorpora, ya que no falta el Head Up Display, la velocidad de crucero adaptativa, que para completamente y arranca si se combina con el cambio automático.

A estas alturas de la vida, por supuesto, es compatible con Apple Car Play y Android Auto. Tampoco echamos en falta la posibilidad de montar el Wifi 4G y el servicio On Star, que es de serie en toda la gama, y que incluye servicios como reservas de hotel o aparcamiento. También disponible un sistema vertical de carga inalámbrica de Smartphone.

En cuanto a seguridad, de nuevo buenas noticias, pues no escatima en sistemas de ayuda, como alerta de colisión o mantenimiento de distancia de seguridad. Hay que contar otras cosas que no son tan tecnológicas como el hecho de contar con cadena de distribución, lo que reduce el gasto y el mantenimiento.

En la generación anterior había tres carrocerías distintas, familiar, 4 y 5 puertas. El nuevo Insignia sólo tendrá dos, ya que la berlina de 4 puertas apenas tenía tirón. El Sports Tourer ya se puede encargar en el concesionario, pero con todos los motores disponibles llegará a finales del verano. La carrocería Country Tourer tardará un poco más, pero también llegará.

El Opel Insignia Grand Sport llega al mercado, en un primer momento, con tres motores diesel y tres gasolina. 140, 165 y 260 CV para los gasolina, 110, 136 y 170 en diesel. El 260 CV gasolina viene con tracción a las cuatro ruedas y cambio automático de 8 velocidades de nuevo cuño.

Precios del Opel Insignia Grand Sport

– Opel Insignia Grand Sport 1.5 Turbo 140 CV Selective: 28.650 euros

– Opel Insignia Grand Sport 1.5 Turbo 165 CV Excellence: 32.258 euros

– Opel Insignia Grand Sport 2.0 Turbo S&S 4×4 260 CV AT 6: 41.593 euros

– Opel Insignia Grand Sport 1.6 CDTI 110 CV Selective: 29.858 euros

– Opel Insignia Grand Sport 1.6 CDTI 136 CV Selective: 30.758 euros

– Opel Insignia Grand Sport 1.6 CDTI 136 CV AT6 Selective: 33.398 euros

– Opel Insignia Grand Sport 2.0 CDTI 170 CV Excellence: 35.838 euros

CON EL NUEVO OPEL INSIGNIA GRAND SPORT POR MADRID Y ALREDEDORES

En la toma de contacto que hemos tenido en la presentación nacional a los medios hemos podido probar con relativa tranquilidad dos motorizaciones, el OPC de 260 CV gasolina y el 1.6 CDTI de 136 CV, ya os adelanto que es una opción tremendamente equilibrada y muy coherente.

El primero ha sido el OPC. Francamente, hemos disfrutado de la conducción y de cómo se mueve un coche con un chasis muy bien puesto a punto, tracción a las cuatro ruedas y un motor que empuja con bastante fuerza. Sólo el cambio nos ha chirriado un pelín, pero no es de los peores del mercado sin duda.

Empecemos por el principio: la primera vista del Insignia Grand Sport es fantástica. Bravo por estos alemanes que no son Premium pero logran que lo aparente gracias a un diseño realmente bueno, con unas líneas muy fluidas, dinámicas, carrocería bastante pegada al suelo, grupos ópticos con personalidad… un trabajo realmente sobresaliente.

Por dentro, el anterior Insignia ya nos gustaba bastante, pero éste ha pulido aún más esos detalles que no te terminan de cuadrar. Casi lloro de alegría cuando he visto que ¡por fin! han cambiado el sistema para moverse por el ordenador de a bordo y ya no hay que soltar la mano izquierda del volante, sino que en la botonería derecha del mismo tienes la opción, mucho más lógica, de pasar por las múltiples pantallas de un muy buen ordenador de a bordo. ¡Bravo!

A los mandos, sinceramente, es de esos coches en lo que no echas nada en falta. Es tan completo que requiere cierto tiempo habituarte a todas las opciones de reglaje que ofrece y a poder dominar y hacer funcionar todo el equipamiento que lleva. Te puede abrumar un poco al principio, pero de verdad que una vez controlado, pinta de lujo.

Ya he dicho que a nivel de bastidor el coche se siente fenomenal. De verdad que nos ha gustado el aplomo que tiene, no le cuesta tanto mover el culo como antes y es algo por lo que debemos felicitar a la marca. Dirección durita, modo Sport que te da lo que entiendes que debe tener una berlina deportiva de 260 caballos… en fin, muy bien.

En cuanto a consumo, hemos comprobado que es muy sensible a la intensidad con la que pises el acelerador. Si lo llevas tranquilo, puedes hacer medias de 8 litros sin ningún problema. Pero si buscas las cosquillas… te pones en 11 litros sin apenas tiempo a pestañear, con lo que es un tema que habría que vigilar.

Pero claro, es fácil que te guste el tope gama con tope de equipamiento y tope de potencia y tope de todo. Por eso nos vamos a una unidad gris oscuro metalizada para ver cómo va el que apunta a que será el motor diesel más equilibrado, con el motor 1.6 de 136 caballos y cambio manual.

No me ha dado tiempo a probar todos, he preferido hacerme una idea clara de una motorización de cada combustible y, a pesar de ello, creo que esta mecánica es ideal. Y lo digo no sólo porque tras una hora de conducción, sin apenas esfuerzo, he hecho poco más de seis litros de consumo de media, sino por la suavidad, por la entrega de potencia, por la estabilidad, por… muchas y buenas virtudes las de este nuevo Opel Insignia Grand Sport.

En esta unidad hemos comprobado que las llantas, sin ser las espectaculares del OPC, no son nada feas. También las plazas traseras son muy coherentes, aunque con este tamaño de casi 4,90 metros de largo se podría esperar aún más centímetros. A nivel de maletero, espectacular, no hay más que ver las fotos.

A nivel dinámico, este diesel no se mueve lo más mínimo fuera de la línea. El motor está muy bien insonorizado, no hay pegas aerodinámicas, y lo que más me ha molestado, ojo al dato, es que la palanca del cambio tiene el pomo algo gordo, nada ergonómico, y cada vez que había que cambiar de marcha me incomodaba un poco el tema. Seguro que con el paso del tiempo se pasa, pero la sensación primera fue esa.

No me he adentrado demasiado en las ayudas tecnológicas a la conducción, pero el nuevo Head Up Display apunta muy bien, con posibilidad de personalizar fácilmente la información que ves proyectada.

La pantalla táctil del navegador, con toda la conectividad habitual en Opel, con el plus del wifi y el On Star, sigue estando al pie del cañón y funcionando de lujo. No recuerdo en cuál de los dos tardó un poco en reaccionar al principio, pero luego, todo funcionó como se espera.

Francamente, estoy deseando hacer la prueba de este Insignia. Incluso me arriesgaría a hacer una prueba larga de consumo, sabiendo de antemano que va a triunfar sí o sí. En cualquier caso, os mantendremos informados.

 

Óscar González Soria – oscargonzalez@revistadelmotor.es

Twitter: @oscarglezsoria

Instagram: andreaenzo

 

CONTACTO: OPEL INSIGNIA GRAND SPORT. Elegante y dinámico

Categoría: Berlina grandeFamiliarPortadaPruebasSegmentoSin categoría
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *