Diseño

En 3,66 metros de longitud poco se puede hacer en materia de diseño. O no. Es cierto que no hay mucha superficie, pero puedes elegir entre poner todos los elementos habituales en un tamaño reducido o prescindir de algunos, manteniendo más o menos los tamaños.

De la misma manera, en estos coches tan pequeños, las formas son bastante similares, pues si juegas mucho con la deportividad y afinar la silueta, las plazas traseras y el maletero se verían tan perjudicados que no soportarían la comparación con sus rivales.

El diseño del nuevo i10 está dotado de un nuevo aire deportivo que llama verdaderamente la atención. El diseño totalmente nuevo de su paragolpes delantero integra también la nueva parrilla en cascada  y unas prominentes luces LED de conducción diurna que contribuyen a la seguridad, pero sobre todo recuerdan a algún pariente cercano de Kia.

Nos gusta mucho la forma de los nuevos grupos ópticos, aunque estos estén diseminados hasta en tres puntos distintos, los principales, arriba en los extremos, y dos pequeños puntos para luces de día y antiniebla, pequeños puntitos redondos inferiores. La pinta del conjunto es moderna y dinámica, eso no lo puede discutir nadie.

La vista lateral está muy trabajada. En nuestra unidad blanca igual no se notan bien todas las ondulaciones de la carrocería en ambas puertas, pero en el catálogo se aprecia de maravilla, y nos gusta.

La deportividad emana de una línea de abajo hacia arriba, de delante hacia detrás, con una cintura que va ganando centímetros hasta llegar a la zona donde casi se unen las manillas de las puertas traseras con los grupos ópticos traseros. De verdad que nos parece realmente atractiva esta línea, mejorada por unas llantas pequeñas pero deportivas y el tintado de las lunas posteriores.

La zaga no está exenta de ese cuidado que todo estudio de diseño pone en sus obras, sean donde sean. Aquí apreciamos, de nuevo, un paragolpes trasero con un diseño atrevido y envolvente, amén de una combinación de ópticas traseras  renovadas y con personalidad que acaban por completar su nueva imagen del exterior.

A algunos igual le chirrían las ópticas rojas independientes inferiores, a la altura de la matrícula, pero se pueden pasar por alto. Bien por el pequeño alerón superior que recibe la tercera luz de freno y una luneta lo suficientemente ancha, sin pasarse, para que la visibilidad trasera sea buena.

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: HYUNDAI i10. Pequeño y práctico

Categoría: CompactoPortadaPruebasSegmentoUrbanoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.