En marcha

La dinámica de este nuevo Nissan Micra va en consonancia con el motor que elijas de las tres opciones disponibles. En este caso concreto hemos probado la nueva mecánica de tres cilindros, que proporciona 90 caballos de potencia, unido siempre a un cambio manual de cinco velocidades.

El tacto general del coche nos ha gustado, no hemos detectado ningún punto débil que sea digno mencionar. Tan sólo, en nuestra unidad, hemos notado que había que soltar el pedal del embrague casi al 99% para empezar a notar el movimiento del coche. Suponemos que es algo que afecta solo a esta unidad, en cualquier caso, te acabas acostumbrando, aunque no es el tacto ideal.

A día de hoy los motores tricilindricos aún están en entredicho por muchos posibles clientes, generalmente indocumentados, que nunca han conducido uno o se fían de lo que les dicen otros que tampoco los han probado pero que un amigo o un vecino les ha dicho que… bla, bla, bla.

Nosotros, con este, ya hemos probado casi todos, por no decir todos, los que las marcas han puesto en el mercado en los últimos años, y te puedo asegurar que, éste motor que comparten Nissan y Renault no es de los peores, ni mucho menos. Si hubiera que dibujar una gráfica, tampoco estaría en lo más alto, pero se encontraría entre la mitad y la parte de arriba sin duda.

Huelga decir que un coche de este porte y tamaño está diseñado, principalmente, para desenvolverse de manera ideal en la ciudad. En este escenario, el Micra demuestra la pasta de la que está hecho, pues es ágil, manejable, posee un pequeño motor bastante discreto en cuanto a consumo y añade, además, un sistema Start&Stop con el que no cuenta la versión más austera de 70 caballos.

Nuestra unidad, equipada hasta arriba, goza de un montón de extras que facilitan la conducción, tanto en la urbe como fuera de ella. Las cámaras de visión trasera y lateral a la hora de aparcar son geniales.

En autovías y autopistas puede que eches de menos la sexta velocidad, a nosotros nos ha pasado, pero en la ciudad no tendrás ese problema. Es más, las primeras relaciones son algo cortas, y eso para ganar velocidad con cierta rapidez entre semáforo y semáforo viene hasta bien. Sin embargo, hay que meter quinta muy pronto y luego… no hay más.

En cuanto a consumo, estamos de enhorabuena, pues no hace falta desembolsar más dinero para comprar el diésel, amén de las próximas y futuras restricciones al gasóleo en las grandes ciudades. Después de varios cientos de kilómetros con mezcla de escenarios para rodar con el nuevo Micra, la media de consumo es de 5,5 litros a los 100 km, una cifra que nos parece muy correcta.

Quizá de suspensiones va más firme de lo que muchos pueden pensar, a la hora de afrontar badenes, baches o guardias tumbados, pero también es cierto que para la gente joven será ideal, pues suelen preferir un puntito más divertido en el tema de la amortiguación a nivel general. Nosotros también, y aplaudimos este hecho.

Además, sin ser un coche deportivo, con un gran motor, ni hecho para pisar a fondo y buscar deportividad, el hecho de contar con esta suspensión tirando a firme más que a blanda, permite que el coche se sienta bien. Nos gusta incluso el tacto del freno, a pesar de los tambores traseros. Se conduce muy fino, las sensaciones son de muy compacto, y puedes hacer unas curvas sin miedo a nada, aunque siempre irás corto de motor, que estira hasta las 6.500 rpm.

En autovía y autopista, pues ya te digo, que metes quinta a poco más de 55-60 km/h y hasta el infinito y más allá. Aquí se aprecia bastante rumorosidad, creo que más de la rodadura que mecánica, pero no llega a ser un lastre para la compra de este Micra. Podía estar mejor insonorizado, es cierto, pero está en la media del segmento.

En cualquier caso, hemos hecho un par de tiradas de más de un centenar de kilómetros en autovía, y la verdad es que se puede viajar con más coherencia de la esperada. A pesar del contenido peso, apenas pasa de la tonelada de peso, se le nota bastante aplomo. Las ayudas a la conducción también aseguran un punto extra de seguridad, siempre bienvenida.

Nissan apuesta desde este segmento por equipar a todos sus coches con la mayor conectividad posible, vía Smartphone, y esto fijo que ayuda a captar clientela entre los más jóvenes. Sin duda, un tren que ninguna marca puede dejar escapar, por supuesto, en sus coches más pequeños y juveniles.

 

Diseño

Interior y vida a bordo

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA NISSAN MICRA. Reinventarse o morir

Categoría: PortadaPruebasSegmentoUrbanoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *