MG E-motion, así se llama el coupé conceptual 100% eléctrico que MG podría poner en el mercado en 2020 con una autonomía superior a los 500 km.

MG, la marca británica con capital chino, aprovecha el Salón del Automóvil de Shanghái para mostrarnos el E-motion. Un vehículo conceptual que no es sólo un alarde de lo que la marca podría hacer. Este coupé deportivo nos muestra el modelo que podría llegar al mercado en 2020 y que se convertiría en la punta de lanza de la marca británica.

El frontal del MG E-motion puede resultar ya familiar, dado que su semejanza con Mazda es más que palpable. La parrilla, con un diseño interior en diamante, conduce la mirada hacia el logo de la marca. Esa misma parrilla se integra en unos faros alargados que recuerdan en exceso a los del Mazda RX Vision. Las líneas dinámicas del lateral hacen que la agresividad del frontal se convierta en liviandad. Detrás sí encontramos un diseño más personal, con una luna trasera muy tendida y una puerta del maletero con un spoiler muy marcado. Los pilotos, colocados en posición vertical juegan con la línea de la cintura del coche.

Unas grandes puertas de apertura vertical dan acceso a un interior con cuatro asientos individuales. En él destacan los grandes paneles táctiles que hay tanto en la consola central como entre los asientos traseros. Todos los sistemas del coche se pueden controlar a través de esos comandos táctiles. El volante, que no llega a ser redondo, se superpone a una insturmetación digital que destaca por su sencillez.

Bajo la carrocería se encuentra la arquitectura desarrollada por MG para coches eléctricos. Este MG E-motion no es ni más ni menos que un coupé completamente eléctrico. MG declara que la aceleración de 0-100 km/h este coche con el motor eléctrico que equipa, cuya potencia no confirman, es inferior a los 4 segundos. Unas prestaciones que no ponen en compromiso una autonomía de más de 500 km.

MG presenta su candidatura a tener un coupé eléctrico con el E-motion

Categoría: CoupéDeportivoEléctricoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *