El Mercedes-Benz Clase E abre una nueva dimensión en la automoción. Su arsenal tecnológico, con la conducción semi autónoma al frente, marca un antes y un después en este planeta. Prueba en www.revistadelmotor.es del Mercedes E 220 d. ¡¿Arrancamos?!

Vídeo prueba

Pocas, muy pocas veces, he sentido una especie de éxtasis al volante de un coche… y el Mercedes Clase E, sinceramente, me ha producido un placer que no es fácil explicar. La mayoría de los que leen esto piensan en sensaciones deportivas, aceleración, paso por curva… pero también hay un gran placer al ver cómo un coche, tecnológicamente hablando, está por encima de tus expectativas.

El Mercedes Clase E no es que esté tecnológicamente a la última… es que a la última y a la primera las ha dejado atrás, pero que muy atrás. Literalmente. Y no lo decimos sólo por el sistema de conducción semi autónoma, que hemos puesto a prueba y nos ha gustado mucho, sino por el despliegue de medios en el arsenal tecnológico que lleva.

Si por fuera el Clase E puede parecer un coche más, la verdad es que Mercedes-Benz no ha invertido demasiado tiempo en su diseño exterior –y si lo ha hecho no luce nada-, no tenemos ningún problema en perdonar este pequeño desliz, viendo que no se han dejado nada en el tintero a la hora de poner este Clase E a la vanguardia del diseño interior y de la tecnología aplicada a la conducción.

Barruntamos desde aquí un análisis extenso y pródigo en pequeños detalles y explicaciones para intentar hacer entender al lector lo que, seguramente, el vídeo mostrará con facilidad no exenta del esplendor de la tecnología mostrada. En cualquier caso, pasen y vean las maravillas que encierra este Mercedes E 220 d.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: MERCEDES-BENZ CLASE E. Encuentros en la tercera fase

Categoría: Berlina grandeBerlina LujoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *