Diseño más agresivo

El Audi A5 da un nuevo paso en la evolución del diseño de la marca alemana. El largo capó del frontal con unas líneas muy marcadas en él ayudan a crear ese carácter deportivo que tiene este coupé. La parrilla Singleframe sigue teniendo una gran importancia en el diseño frontal de un A5 que incorpora un diseño de faros diferente al de otros modelos de la marca como el A4. El paragoles, con sus grandes entradas de aire, completa una imagen frontal que si destaca por algo es por su mirada agresiva.

Audi ha preferido arriesgar poco en su vista lateral, uno de los elementos más distintivos del A5. Mantiene esa línea lateral curva que toma un claro protagonismo en la zona de la cintura. Este pequeño detalle no sólo hace más fluida la vista lateral del coche, sino que además lo hace más musculoso. El parecido con otros modelos de la marca es más notable detrás. Los pilotos mantienen las formas típicas de los Audi mientras que la puerta del maletero destaca por ese discreto spoiler que dibuja.

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Audi A5 Coupé TDI 218 CV S-Line. Más confortable que deportivo

Categoría: CoupéPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.