Motor, acabados y equipamiento

Cuatro propulsores, dos gasolina y dos diésel, marcan el equilibrio en este apartado. 115 y 163 caballos en gasolina y 110 y 130 en gasóleo, llenan al 99,9% de los posibles compradores del Qashqai.

El apartado de acabados es un poco más complicado, por el tema de series especiales o apellidos de los ya existentes. En cualquier caso, de menos a más equipamiento, anota los Visia, Acenta, N-Connecta, N-Vision, Tekna y Black Edition.

El cambio más común es el manual de 6 velocidades. Si quieres tu Qashqai con cambio automático, en gasolina sólo está disponible con el 115 y en diésel con el 130.

La tracción 4×4 sólo aparece con el motor diésel de 130 caballos.

En cuanto a precios, un par de pinceladas. El ‘desde’ lo marca el 115 CV gasolina 4×2 acabado Visia, que está en 17.900 euros. El diesel más barato es el 110 4×2, también Visia, desde 19.200 euros.

Nuestra unidad, con acabado Tekna, de serie, son 23.900 euros. Nuestra unidad con algún pequeño extra como el techo panorámico (550 euros) o la pintura rojo fusión (488 euros), pasa por poco de los 25.000 euros.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Conclusión

Galería

PRUEBA: NISSAN QASHQAI. SUV de referencia

Categoría: 4x2CrossoverPortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.