El Citroën C3 ha pegado un cambio brutal. Antes anodino y soso, pasaba casi inadvertido. Ahora, el Citroën C3 es un urbanita conectado, a la última en moda y tendencias. Prueba en www.revistadelmotor.es del Citroën C3 1.2 Puretech 110 CV Shine ¡¿Arrancamos?!

Vídeo prueba

Si Salvador Dalí viviera en la actualidad, seguramente conduciría un Citroën C3. Sin duda me lo imagino así. La marca francesa hace un replanteamiento total de su coche segmento B, y se inspira en gran manera en su hermano el C4 Cactus para dejar volar la imaginación sobre un folio en blanco. Diseño joven, fresco, atrevido, incluso algo visionario… con Airbump al gusto y un precio que parte en 11.750 €uros.

El nuevo Citroën C3 se caracteriza por un diseño sorprendente a todas luces. Por encima de todo, y ya es decir, al primer vistazo no puedes dejar de fijarte en sus prácticos Airbump, exclusivos de la marca. Colorido a más no poder, cuenta con una amplia paleta para su personalización, con hasta 36 combinaciones de carrocería y techo.

Foto Citroën C3

Un coche que sale al mercado, completamente nuevo, no puede permanecer ajeno a la conectividad, y el C3 de Citroën apuesta por la ConnectedCAM, para hacer fotos y grabar vídeos desde el propio coche. Ver para creer.

Quienes buscan originalidad, practicidad y nuevas experiencias en un coche, están de enhorabuena. El C3 se queda a las puertas de los cuatro metros de longitud (3,99). Solo cuenta con carrocería de 5 puertas y un maletero de 300 litros de capacidad. La plataforma, adaptada a sus necesidades, es la misma que la del propio C4 Cactus y la del Peugeot 208.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: CITROËN C3. Moda urbana

Categoría: CompactoPortadaPruebasSegmentoUrbano
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *