En marcha

_PGK6490

Ford ha hecho un trabajo muy serio en su bloque de 4 cilindros y 2,3 litros de cilindrada para llegar a desarrollar nada menos que 350 CV y 470 Nm (en su modo overboost). Para ello se han realizado cambios importantes en un 70 por ciento del motor, modificando o cambiando elementos como la culata, que pasa a ser de una aleación reforzada, el sistema de refrigeración y lubricación que han sido sobredimensionados, los pistones rediseñados con cabezas que favorecen una combustión más homogenea, nuevas bielas reforzadas o el turbo, que es del tipo TwinScroll y diseñado específicamente para este modelo.

El resultado no puede ser mejor, respondiendo de manera instantánea a nuestros requerimientos sobre el acelerador. Pero lo realmente bueno es que, a pesar de ser un coche realmente radical, su uso diario es posible, gracias a una respuesta muy dosificable, con la que obtenemos una entrega de potencia regulada y muy suave a baja velocidad.

Ford2016_FocusRS_120

La caja de cambios manual de 6 marchas, única opción posible en el Focus RS, tiene unos desarrollos bien escogidos y con un escalonamiento de las marchas prácticamente perfecto. Quizás haya un salto mejorable entre la segunda y la tercera, pero es por buscar algo negativo donde realmente no lo hay. Pero un motor muy potente no es nada sin un sistema de tracción que lo traslade al suelo de la forma más eficiente posible. Para que el Focus transmita esa potencia al suelo dispone de un sistema de tracción total que roza la perfección. El diferencial trasero es de tipo vectorial y su respuesta es prácticamente instantánea. El coche tiene una querencia inmediata a buscar la trayectoria que elijamos con tan solo insinuarlo al volante. Eso si, todo esto se nota, fundamentalmente, en los modos de conducción más deportivos.

_PGK6454

Con la tecla Drive Mode seleccionamos 4 programas que actúan sobre 6 funciones del vehículo (asistencia de la dirección, dureza de los amortiguadores, programas del control de estabilidad, sistema de tracción total, sensibilidad del pedal del acelerador y el sonido del escape). Los cuatro programas de conducción son Normal, Sport, Track y Drift (si, has leído bien).

Además dispone de un sistema «Launch Control» que permite aprovechar toda la potencia y tracción para marcarte un 0 a 100 de película. Paara ello debes poner la primera, pisar el acelerador a fondo y poner el motor a 5.000 rpm. En ese momento el sistema de tracción se prepara para repartir par de forma óptima y, al soltar el embrague rápidamente sales catapultado y logras pasar de 0 a 100 km/h en sólo 4,7 segundos. Garantizado!

_PGK6479

Lo peor, tres cosas. La primera, la sensación de que no tenemos siempre los 350 CV, quizás porque la entrega de potencia no es tan bestia como podría esperarse de un coche de esta potencia. La segunda el excaso radio de giro, que hace que maniobrar por el centro o en calles estrechas sea un suplicio. La tercera, el consumo. A ritmo cuidadoso hemos medido consumos de 9,0 litros cada 100 km, mientras que en modo deportivo nos hemos ido a los 15 litros cada 100 km. De algún lado hay que sacar la potencia, pero pensamos que se podría ajustar un poco más.

Diseño

Interior y vida a bordo

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

Ford Focus RS 2016. La bestia más efectiva de Ford

Categoría: CompactoDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.