Motor, acabados y equipamiento

Sólo dos motores de 1.597 centímetros cúbicos componen la escueta gama del SsangYong XLV. El de gasolina tiene 128 caballos de potencia y el diesel, probado aquí, 115 caballos.

Foto SsangYong XLV

El gasolina dispone de un acabado exclusivo, el Line, que es el de entrada a gama y sirve para que, tras ofertas y promociones, la firma asiática puede poner un ‘desde’ 16.600 euros en la publicidad del coche. Con motor gasolina no hay opción de cambio automático.

Cambio automático que, previo pago de 2.000 euros, sí está disponible con el motor de gasoil. Ojo porque el consumo oficial es de 5,9 l/100, 1,4 litros más que el 4,5 que homologa el cambio manual, también de seis velocidades.

El acabado Premium con cambio manual está disponible desde 20.000 euros. Para el acabado Limited, el de nuestra unidad, hay que pagar 22.000 euros.

Foto SsangYong XLV

Desde el acabado Line disponemos de elementos de seguridad como ABS, ASR, BAS, EBD, ESP Hill Holder, 7 airbags -incluido el de rodilla-…

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Conclusión

Galería

PRUEBA: SSANGYONG XLV. Honesto y muy capaz

Categoría: 4x2MonovolumenPortadaPruebasSegmento
1

1 comment

  • En mi opinión este modelo explora un nuevo nicho, aunque ssangyong lo pretenda vender como monovolumen creo que frente a ellos es poco competente por carecer de una segunda fila con asientos independientes y eso sin entrar en otros aspectos, la clave en este coche no es esa, se trata de que con este coche se explora un nuevo nicho, un SUV de segmento B alargado para ofrecer mucho maletero en el tamaño de un SUV C, por ejemplo un Korando, que es más campero, mucho más potente y solo un poco más caro, sin embargo, este XLV resulta más ágil, de menor consumo, con más maletero y más moderno, con ello puede arañar ventas de SUV de segmento C y resulta más vendible (que no interesante) que un monovolumen al uso.

    Es una muestra más (como lo puede ser un chr en un concepto muy distinto) de que todo esto de los SUV, crossover y demás al ser aún un invento nuevo permite explorar a las marcas con más libertad que las berlinas tradicionales donde nadie sale de la norma.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *