Foto SsangYong XLV portada

Diseño

No nos vamos a pelear con nadie y no voy a decir que es uno de los coches más bonitos que hemos conducido, no lo es, pero por supuesto que tampoco es el más difícil de ver, ni siquiera integraría este el grupo de los más feos en el último año. Si por algo destaca SsangYong es por la gran evolución que ha sufrido en diseño en su última época y este XLV está resuelto con bastante eficacia, sin perder por ello, habitabilidad y capacidad, las dos máximas que rigen su existencia.

Foto SsangYong XLV

Si eres de los que el el SsangYong Tivoli te parece mono, el XLV es el mismo coche con el mismo frontal y 24 centímetros más de carrocería, con una zaga mucho más ancha y aparatosa, para dar cabida a todas las cosas que quieras y te sobre sitio. Obviamente, visto desde el lateral o desde atrás, no se parece en nada, pero por delante será difícil que lo puedas distinguir.

El SsangYong XLV tiene un frontal muy moderno, y hay que dar la enhorabuena a la marca coreana por saber adaptarse a los gustos europeos. La parrilla para la refrigeración está en la parte inferior, y una especie de remo trapezoidal alberga los antiniebla en ambos extremos, como si fueran unas enormes palas negras. Los faros son muy característicos y reconocibles, y un gran bigote negro piano alberga el símbolo de la firma asiática.

Nos vamos a la vista lateral y aquí lo que vemos nada tiene en común con el Tivoli. La figura de familiar medio es inequívoca, casi de manual, con un techo recto y largo hasta casi el final, con un portón que no obedece al tajo de una gran cuchilla por muy poco. Hay mucha chapa, sin duda síntoma de robustez, y concuerda con el espíritu del vehículo.

Foto SsangYong XLV

Nos gustan especialmente las llantas de 18 pulgadas, de serie con el acabado Limited y esa especie de curva convexa que hace la carrocería sobre la rueda trasera y que da paso al enorme maletero. La superficie acristalada va de más a menos según echamos la vista atrás y las barras del techo ahondan en ese aspecto robusto de toda la carrocería.

La zaga es quizá lo que más rápido se ha solucionado. Luneta negra ancha coronada por un alerón superior casi deportivo. Muchísima chapa a modo de gran escudo, los pilotos traseros muy en los extremos, ganando muchos centímetros a ambos laterales, y un una parte inferior de plástico negro con los catadióptricos rojos encastrados.

La verdad es que parece lógico que en otros mercados haya versiones 4×4 pues guarda una altura al suelo bastante respetable. Entendemos que a España esta no llegue, pues sus ventas serían muy limitadas y puede que no compensara su inclusión en nuestro mercado, pero de momento sólo disponemos  de versiones 4×2 con tracción delantera.

Foto SsangYong XLV

Por último, mencionar la utilización de led tanto en los grupos ópticos delanteros como en los traseros, detalle que ya nos indica el esfuerzo de SsangYong por ponerse las pilas a todos los niveles.

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: SSANGYONG XLV. Honesto y muy capaz

Categoría: 4x2MonovolumenPortadaPruebasSegmento
1

1 comment

  • En mi opinión este modelo explora un nuevo nicho, aunque ssangyong lo pretenda vender como monovolumen creo que frente a ellos es poco competente por carecer de una segunda fila con asientos independientes y eso sin entrar en otros aspectos, la clave en este coche no es esa, se trata de que con este coche se explora un nuevo nicho, un SUV de segmento B alargado para ofrecer mucho maletero en el tamaño de un SUV C, por ejemplo un Korando, que es más campero, mucho más potente y solo un poco más caro, sin embargo, este XLV resulta más ágil, de menor consumo, con más maletero y más moderno, con ello puede arañar ventas de SUV de segmento C y resulta más vendible (que no interesante) que un monovolumen al uso.

    Es una muestra más (como lo puede ser un chr en un concepto muy distinto) de que todo esto de los SUV, crossover y demás al ser aún un invento nuevo permite explorar a las marcas con más libertad que las berlinas tradicionales donde nadie sale de la norma.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *