Motor, acabados y equipamiento

Cinco motores, extremos en gasolina, más lógicos en gasoil, forman las distintas opciones mecánicas del Volvo V40. En diesel, 120, 150 y 190 son las potencias disponibles, correspondientes a los D2, D3 y D4. En gasolina, en cambio, nos vamos del 122 de entrada al 245 directamente. Vacío sideral en el medio, entre el T2 y el T5.

En cuanto a equipamientos, de menos a más, están Kinetic, Momentum, R-Design e Inscription, que  son las cuatro opciones básicas, aunque luego hay un montón de packs de equipamiento combinado, amén de las opciones sueltas.

Foto Volvo V40 D2

Obviamente, el apartado económico también está presente aquí. El T2 de 122 caballos gasolina con el acabado Kinetic, que es el más básico, sale por 21.307 euros, el precio más barato por el que puedes salir del concesionario conduciendo un V40.

En el caso del D2 que hemos conducido y que nos ha parecido más que suficiente para el día a día y para todo lo demás, lo tienes desde 24.950 euros en el acabado Kinetic. Con nuestro Inscription nos vamos a algo más de 29.000 euros, y si ya la envidia te corroe y lo quieres con todo el equipamiento del que hemos disfrutado nosotros y que puedes ver en fotos y vídeo, la cosa te va a salir por poco más de 38.000 euros, una cifra ya respetable, pero saldrás de la tienda con un señor Volvo y una vistas al cielo panorámico brutales.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Conclusión

Galería

 

PRUEBA: VOLVO V40 D2. Fino y razonable estilista nórdico

Categoría: CompactoPortadaPruebasSegmento
2

2 comments

  • Personalmente no me convence la integracion de esos faros en el diseño del v40, son lenguajes de diseño muy diferentes el de este modelo y los nuevos volvo. Por lo demás, he conducido este coche con el antiguo d2, el 1.6 de PSA y para mi gusto era algo justito, espero que este 2.0 gane respuesta en bajas. El resto de los aspectos del coche son conocidos, un estilo diferenciado por fuera y por dentro, muy buena calidad y por lo general buen dinamismo, es un coche que al volante se siente que rueda con calidad y aplomo y a la vez es relativamente ágil, creo que tiene un buen equilibrio y un plus de estilo y calidad poco habituales en un compacto, eso sí quien busque espacio y polivalencia deberá mirar otro coche.

  • Tengo este coche desde hace un mes y suscribo punto por punto casi todo lo dicho por el probador. El nueevo D2 2.0 120 CV es más que suficiente y no se echa de menos más potencia, aparte de que es un mechero. En sexta, si vas a 100 o más el coche acelera correnctamente, si vas a menos, metes quinta y acelera muy bien.

    La habitabilidad trasera es algo justa, sobre todo en la plaza central. Uno de los motivos por el que escogí el acabado Kinetic es precisamente por que no lleva reposabrazos trasero ni portabebidas, lo que hace que el mullido del asiento no sea tan duro en el centro. El maletero no es grande, pero se aprovecha mejor de lo que parece. Un pero es que los pilares traseros son muy anchos, lo que perjudica la visibilidad aparcando en línea. La visibilidad trasera tampoco es muy buena, pero mejor de lo que parece a la hora de manejarse.

    Los sistemas electrónicos del coche van de lujo, no dan falsos errores y todo funciona como debe, la calidad se nota por los cuatro costados incluso en el acabado Kinetic. Los asientos delanteros sujetan de lujo. El color Amazon Blue es precioso.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *