Foto Volvo V40 D2 portada

En marcha

Nuestro Volvo V40 lleva en la parte trasera la inscripción D2, lo que significa que lleva un motor de dos litros de cubicaje y 120 caballos de potencia. Junto al cambio automático de seis velocidades, forman una dupla increíble, con todas las letras. Hay motores más potentes, con más par, que aceleran más y mejor… pero con estos 120 caballos puedes llegar al fin del mundo sin lugar a duda, y encima, consumiendo mucho menos que con los demás.

Foto Volvo V40 D2

Tampoco queremos vender burras en www.revistadelmtor.es puesto que el 0 a 100 km/h de este Volvo V40 D2 arroja una cifra que puede ser sonrojante para todo un Volvo, ni más ni menos que 10,5 segundos. Pero es que para eso ya existen opciones, tanto en diesel como en gasolina, para conseguir cifras de poco más de 7 y 6 segundos, respectivamente. Y nuestro D2 con cambio automático tiene modo S, que algo mejora sus prestaciones habituales, aunque también con algo más de ruido del motor al ser exigido, pese a la sobresaliente insonorización.

A pesar de que el coche se sostiene bien, tiene ese punto de suspensiones en el que aguanta con comodidad las irregularidades del asfalto, últimamente más que habituales, y también es capaz de trazar curvas con tiralíneas sin notar que el morro se hunda o la carrocería balancee en exceso, gracias a un equilibro que envidiaría cualquier generalista y más de un Premium. Pisar firme y aportando seguridad, para algo es un Volvo.

Antes de seguir con más cosas, quizá el principal punto favorable para muchos a la hora de comprar un coche de estas características sea el consumo, y el 5,5 l/100 km que nos ha marcado tras un puñado de cientos de kilómetros, es una cifra que puede decidir también una compra. No hemos sido especialmente cuidadosos con el acelerador, hemos hecho mucha ciudad, y la cifra es realmente magnífica. Mención aparte para el sistema de parada y arranque automático del motor, que funciona de manera irreprochable.

Foto Volvo V40 D2

Intentamos poner un pero al conjunto dinámico de este V40, pero el equilibrio reina por todas partes. Puestos a meter el dedito en todos lados, quizá la dirección es demasiado suave, pero sólo quizá, porque la verdad que en autovía o en carreteras de curvas tampoco hemos jurado en arameo pensando en algo más de solidez en la misma.

El coche en ciudad es un jabato, siempre con el modo Eco a tiro y buscando economizar cada gota de gasoil. En carreteras de curvas su potencia da para sonreír un poco más con la conducción, aunque ya te digo que no es su principal fuerte. En autovía y autopista encontramos una suavidad y una comodidad digna de berlina. Silencioso, seguro, firme… el Volvo V40 es un coche que permite afrontar viaje kilométrico tras viaje kilométrico sin lugar a dudas.

Y claro, es un Volvo. Esto significa que, echando mano del bolsillo, podemos hacer que nuestro coche sea el más seguro de la clase, no ya de los compactos, sino de muchas berlinas, incluidas las Premium. Si echas un ojo al reportaje gráfico, verás que cuenta con avisos de colisión, detectores de cambio de carril reconduciendo el volante, Driver alert, detector de ángulo muerto… incluso puede incluir airbags para peatones, además de tener un sensor para detectarlos cuando no se puede hacer por visión directa. El Aviso de colisión y el City Safety forman parte del equipamiento opcional de nuestra unidad.

Foto Volvo V40 D2

Desde nuestro punto de vista, es mejor apostar por los elementos de seguridad y prescindir por ejemplo, de los 2.000 euros de sobrecoste del cambio automático de 6 velocidades, que va fenomenal, todo hay que decirlo, pero no dejar el coche sin el Driver Alert o el sistema de velocidad de crucero adaptativo, que funciona de lujo y te ahorra energía vital en los viajes de manera fantástica.

Diseño

Interior y vida a bordo

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

 

PRUEBA: VOLVO V40 D2. Fino y razonable estilista nórdico

Categoría: CompactoPortadaPruebasSegmento
1

1 comment

  • Personalmente no me convence la integracion de esos faros en el diseño del v40, son lenguajes de diseño muy diferentes el de este modelo y los nuevos volvo. Por lo demás, he conducido este coche con el antiguo d2, el 1.6 de PSA y para mi gusto era algo justito, espero que este 2.0 gane respuesta en bajas. El resto de los aspectos del coche son conocidos, un estilo diferenciado por fuera y por dentro, muy buena calidad y por lo general buen dinamismo, es un coche que al volante se siente que rueda con calidad y aplomo y a la vez es relativamente ágil, creo que tiene un buen equilibrio y un plus de estilo y calidad poco habituales en un compacto, eso sí quien busque espacio y polivalencia deberá mirar otro coche.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *