El 2008 es la apuesta de la marca del león para competir en el segmento de los SUV-C que han salido al mercado como las setas en otoño, y para ello, l mrca del león ha decidido mejorar el anterior 2008 con un leve acondicionado estético y con nuevos equipamientos y alguna novedad de motor. ¿Arrancamos?

Vídeo prueba

Peugeot ha realizado un leve restyling del 2008 para adaptarlo a la estética de los últimos productos de Peugeot y ponerle a tono para dar la batalla en un segmento que está cada vez más competido. En esta versión se nota que se han puesto las pilas y han eliminado los pequeños fallos de ajustes que tenía el 2008 que probamos hace un tiempo. En este nuevo Peugeot 2008 tenemos buenos ajustes, buenos materiales, y salvo el adorno interior del techo que tenía algún fallo de acabado, es un coche bien fabricado. Los cambios se limitan a una nueva calandra, nuevos y pilotos —que mantienen su forma y tamaño—, unas protecciones de plástico añadidas en los pasos de rueda para potenciar su aspecto de todoterreno y una gama de niveles de equipamiento ligeramente renovada, entre las que destaca la más costosa, denominada GT Line, que tiene elementos estéticos específicos que le dan un aspecto más deportivo y que es la versión elegida para la prueba.

 

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Peugeot 2008 GT-Line HDI 120 S&S. Más que un SUV urbano

Categoría: 4x2PortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *