El Abarth 595C Turismo es una de esas golosinas sobre ruedas que todos queremos conducir una vez en la vida. Picante como el escorpión de su escudo, pide atención siempre y manos firmes. Prueba en www.revistadelmotor.es del Abarth 595C 1.4 16v T-Jet manual ¡¿Arrancamos?!

Vídeo prueba

El nuevo Abarth 595C exprime aún más al ‘pobre’ Fiat 500, hasta convertirlo en una auténtica bola de ruleta, rápida y saltarina si quieres. Pero también puede ser una bola de las que ruedan con paso firme y decidido en la jungla urbana, casi a cámara lenta, para derribar los diez bolos que te conceden un strike.

Hacía tiempo que no tenía sensaciones tan encontradas al probar un coche. En serio. Un día me parece que sus escapes suenan mucho, y al día siguiente que son discretos. Un día me parece que acelera más que suficientemente rápido, y al siguiente que todavía nos podría hacer producir más adrenalina.

_pgk1683

Quizá por ello el nuevo Abarth 595C Turismo es un coche que puede adaptarse a tu estado de ánimo en cada momento, y eso es casi impagable en un coche producido en serie y en venta en el mercado. Eso sí, la deportividad en este Abarth, como en todos, es innegociable, como también la posibilidad de vivir la vida con un puntito chic más marcado gracias a su techo de lona abrible y los acabados tan cuidados. Te lo contamos todo a continuación.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: ABARTH 595C. Escorpio y Géminis

Categoría: CabrioDeportivoPortadaPruebasSegmentoUrbanoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *