Probamos la nueva generación del Scenic y Grand Scenic, dos vehículos que rompen con las generaciones anteriores y presentan diseños muy diferenciados. El Scenic pasa a ser un crossover de 5 plazas y el Grand Scenic será la opción de siete plazas. También probamos el nuevo sistema Hybrid Assist. Estará disponible en España a partir de 19.000 euros.

Hace 20 años, Renault inventó el monovolumen compacto con el Scenic que además fue coche del año 1997, presentando uno de los vehículos más exitosos de la marca del rombo con más de cinco millones de unidades vendidas en Europa, medio millón de ellas en España. Ahora Renault reinventa por completo su oferta en el segmento con la 4ª generación y presenta dos vehículos muy diferentes.

img_4720

La nueva gama Scenic conserva las características que le han otorgado ese éxito: modularidad, espacio, ergonomía y placer de vida a bordo. Pero el nuevo Scenic añade un diseño diferente, más dinámico y atractivo gracias a la posibilidad de tener una carrocería bicolor y unas llantas de 20 pulgadas de serie en todos los niveles de equipamiento, algo que nunca se ha visto en el segmento.

img_4648

A parte de esas claves en el diseño, el Scenic incorpora de serie algunas de las últimas novedades tecnológicas en materia de ayudas a la conducción, como el sistema de frenado activo de emergencia con detección de peatones. Una vez más ha obtenido el máximo galardón de 5 estrellas en seguridad por el organismo independiente Euro NCAP.

Diseño a raudales

img_4717

La nueva gama Scenic y Grand Scenic presenta unas dimensiones más generosas en anchura (20 mm más con respecto a Scenic 3), en distancia al suelo (40 mm más), en distancia entre ejes y en vía delantera y vía trasera. El voladizo trasero se reduce 16 mm. Presenta un parabrisas panorámico más inclinado, que mejora la visión lateral y un techo panorámico de cristal fijo en opción que aumenta la luminosidad interior y la sensación de amplitud.

En el exterior hay que destacar una firma luminosa específica con faros en forma de C en la parte delantera y un efecto 3D -que Renault denomina “tecnología Edge light”- en la parte trasera. La disposición de las funciones de alumbrado trasero en el Scenic son horizontales, mientras que las de la versión larga son verticales. Las barras de techo desaparecen en el Scenic mientras que en el Grand Scenic permanecen en color negro.

Pero la gran novedad a nivel de diseño es que todas las versiones vienen equipadas con ruedas de 20 pulgadas que le quedan muy bien, hay que admitirlo. Estos neumáticos tienen unas medidas fijas de 195/55R20 y habrá tres tipos de llantas y tres posibilidades de personalización que se atornillan a las llantas, según equipamiento. Según Renault habrá varios fabricantes que adopten esta medida a unos precios similares a unos neumáticos de las mismas medidas en llanta de 17 pulgadas. También nos han confirmado que tendrán neumáticos de invierno para esta medida.

img_4733

Estos neumáticos no comprometen ni el comportamiento ni la seguridad. De hecho el nuevo Scenic es aún más eficaz que la 3ª generación de Scenic. Lanzado sobre suelo seco a 100 km /h y 130 km /h, el nuevo Scenic puede frenar entre un 3 y 5 % en menos distancia que el Scenic de 3ª generación. Sobre suelo mojado a 80 km /h, la distancia de frenado se reduce en un 5 %. A nivel de confort no tenemos queja gracias a unos neumáticos con un flanco de 107 mm, superior a la mayoría de los neumáticos de 17 o 18 pulgadas.

Según Renault el tamaño de rueda único en toda la gama permite un reglaje de chasis perfectamente adaptado, lo que otorga confort y buen comportamiento en carretera. Los ingenieros de Renault, en cooperación con los fabricantes de neumáticos, han trabajado sobre la eficacia del neumático y de la unión al suelo (tren, amortiguadores delanteros y traseros) con tecnología MTV (multiválvulas), para que las ruedas del Scenic absorban mejor los baches de la carretera y ofrezcan más confort a los pasajeros.

Modularidad es la clave

img_4700

La clave en el diseño del interior del nuevo Scenic era conservar la modularidad de la anterior generación y potenciar los puntos a mejorar. Renault tenía claro que el camino a seguir era el sistema One Touch Folding procedente del Espace que permite abatir con un solo toque sobre un botón los asientos traseros para conseguir un piso plano. Así, el nuevo Scenic es el único vehículo del segmento en el que esta función puede accionarse desde dos sitios distintos: desde el maletero o bien desde el sistema R-LINK 2.

También es el único vehículo del segmento que ofrece una consola central deslizante de gran volumen, 13 litros concretamente, superando en cuatro veces el volumen que propone el mejor de la competencia. En la parte delantera, la consola ofrece una guantera iluminada con cierre de cortina y con reposabrazos integrado. Incorpora dos tomas USB y una toma jack. En la parte posterior, la consola está equipada con una toma de 12 voltios, dos tomas USB solo para recarga, una toma jack y una guantera específica. En posición avanzada, la consola dispone de un espacio a disposición del conductor y del pasajero; en posición trasera máxima, sirve de separación entre los asientos traseros, pensado como un elemento práctico, sobre todo cuando tenemos niños.

Volumen de carga y organización de la carga

img_4658

El volumen del maletero del Scenic alcanza los 572 litros mientras que el Grand Scenic cubica hasta 596 litros de carga en su versión con 5 plazas. Pero no todo es tener un gran maletero. El Scenic siempre ha dispuesto una gran cantidad de huecos, fruto de una consulta que se realizó a un grupo de niños por parte de los diseñadores del Scenic II. En aquel momento los niños dijeron que querían huecos para esconder sus juguetes y así nacieron los huecos de los que dispone el nuevo Scenic que elevan el volumen total a 63 litros doblando lo que ofrece la competencia.

Tecnología a la última

img_4690

En comparación con el Scenic de 3ª generación, el nuevo Scenic es como una nave del futuro. Ahora cuenta con un equipamiento muy amplio y a al última. Por ejemplo, cuenta con un regulador de velocidad adaptativo que ajusta automáticamente la velocidad para mantener una distancia de seguimiento preseleccionada. El sistema funciona entre 50 y 160 km/h. También dispone de otros elementos de ayuda a la conducción como la alerta de cambio de carril mediante vibración en el volante que se activa a partir de 70 km/h y avisa al conductor en caso de cambio involuntario de carril, tanto con una línea continua como discontinua. La visualización de información del vehículo en el Head-Up Display de policarbonato y escamoteable es otros de los sistemas opcionales. También tenemos el parking manos libres que nos ayuda a identificar una plaza de aparcamiento, midiendo el espacio disponible gracias a sus captadores. Cuando lo encuentra el sistema toma el control de la dirección para realizar la maniobra de aparcamiento. El sistema es operativo hasta 30 km/h.

Pero la conducción también tiene un componente de emoción y el Scenic cuenta con el sistema Multisense, que permite acceder a cinco modos de conducción: neutro, sport, confort, personalizado, eco. La llegada del sistema R-LINK 2 y su pantalla vertical de 8,7 pulgadas, entre las más grandes del segmento, permite que disfrutemos de un sistema de infoentretenimiento muy completo, que en enero de 2017 incorporará la integración con Apple CarPlay o Android Auto. Para finalizar, dispone de un sistema de audio Bose Surround del que tenemos que decir que es bastante potable, con un sonido muy configurable y de calidad.

Seguridad como máxima prioridad

img_4726

La seguridad en una marca como Renault siempre está presente y más desde que un monovolumen tuviera 5 estrellas EuroNCAP. El nuevo Scenic no se queda atrás y logra las cinco estrellas en los últimos ensayos realizados por el organismo. Para ello cuanta con sistemas de seguridad como la frenada activa de emergencia con detección de peatón (Active Emergency Braking System/AEBS) que se encuentra disponible de serie y que actúa en un margen de velocidad de entre 7 y 60 km/h para analizar el entorno del vehículo y si detecta peatones, ya sean parados o en movimiento, alerta al conductor en caso de riesgo de colisión entre el vehículo y un peatón o activa automáticamente el sistema de frenado hasta detener por completo el vehículo en caso de colisión inminente con un peatón (si las alertas al conductor no son suficientes y sin acción por su parte).

Para terminar el nuevo Scenic cuenta con la alerta de mantenimiento de carril (Lane Keeping Assist / LKA), activo entre 70 y 160 km/h. Si, por descuido, el conductor se sale de su carril, el coche vuelve a su trayectoria de forma automática gracias al asistente de mantenimiento de carril. La alerta de detección de fatiga (Fatigue Detection Warning/TDW) analiza la trayectoria del vehículo de forma continua (algoritmo de tecnología Bosch) y avisa al conductor con una visualización en pantalla y una señal sonora en caso de anomalía.

Motores para todos

img_4651

El nuevo Scenic propone desde su lanzamiento 5 motorizaciones diésel y 2 motorizaciones de gasolina. Los motores diésel pueden estar asociados una caja manual de 6 velocidades o bien a una caja automática EDC de doble embrague con 6 o 7 velocidades, y 2 motorizaciones de gasolina acopladas a una caja manual de 6 velocidades. El motor de gasolina Energy TCe130 ofrece buenas prestaciones de potencia. Es suave y reactivo desde los bajos regímenes y combina un consumo moderado con un placer de conducción bastante bueno. Lo hemos probado en el Scenic con cambio manual de 6 velocidades y nos ha gustado mucho, con unas buenas prestaciones y un bajo (realmente bajo) nivel sonoro.

El motor diésel Energy dCi 160 EDC lo hemos probado con el Grand Scenic y con caja de cambios EDC de 6 velocidades. Se ha mostrado con bastante brío si bine es cierto que notamos que en las recuperaciones no responde como se espera de un motor de su potencia. Destacamos su bajo nivel sonoro y su confort de marcha. La caja de doble embrague EDC de 6 relaciones es óptima para una conducción confortable, pero se le atraganta un poco el sistema Start&Stop, sobre todo al iniciar la marcha. También se le atraganta la conducción más dinámica cuando bajamos velocidad rápidamente y después aceleramos con decisión. Se nota que la lógica de funcionamiento busca la conducción más confortable. El motor diésel Energy dCi 130 está asociado a una caja manual de 6 velocidades y no hemos podido probarlo a fondo.

Hybrid Assist, jugando a que tenemos KERS

img_4688

No es un sistema híbrido, no se puede enchufar ni tampoco circular en modo eléctricos. Para que nos hagamos una idea, es un supermotor de arranque que nos aporta un plus de potencia y de par cuando lo necesitamos, de la misma manera que lo hace un KERS de la F1. De hecho su ingeniería y funcionamiento está inspirada en la experiencia adquirida por Renault en esta disciplina deportiva. Este sistema cuenta con un eléctrico de 10 kW y 15 Nm de par motor alimentado por una batería de 48 voltios asociado (de momento) al dci de 110 CV, el famoso motor de 1.5 litros que se fabrica en Valladolid y que tan bien funciona. Un motor sencillo y eficiente que ha ido mejorando con el tiempo para convertirse en una referencia en el segmento de los motores de pequeño cubicaje.

img_4689

Nos ponemos a los mandos del Scenic Hybrid Assist y nos damos cuenta que nada o casi nada cambia en el interior. Ni un anagrama ni nada que nos haga pensar que estamos ante una versión especial. De hecho, arrancamos el motor y suena a diésel, como es normal. El Hybrid Assist solo funcionará en determinadas circunstancias y todas se gestionan con el Multisense y el acelerador. Es verdad que este motor con el Hybrid Asisst se nota mucho más brioso, en  particular en la parte donde más hace falta que es desde las 700 hasta las 2500 rpm. La sensación que da el sistema al acelerar es similar a la de un coche híbrido cuando el motor eléctrico apoya al de combustión. Se nota mucho, más cuando más larga sea la marcha que llevamos, que el motor descarga un poco de potencia extra. Si aceleramos a plena carga el sistema también apoyará hasta casi las 5.000 rpm a las que llega el dci 110 sin problemas.

img_4709

La capacidad del maletero se ve un poco mermada debajo del piso, dejando la mitad de capacidad con respecto a un Scenic normal. Luego viene la parte de emisiones. Renault dice que con este sistema el dci de 110 CV puede reducir las emisiones entre un 8 a un 10% y lo vemos factible ya que el sistema funciona de forma imperceptible y lo hace mientras haya carga y aceleremos, aunque sea suavemente. Toda la actividad del sistema, tanto la recarga por frenada o por retención se monitoriza en un indicador del cuadro. Lo que no hemos encontrado es un indicador del nivel de carga, pero supongo que si no hay carga poco importa que lo haya. También indica la cantidad de potencia que aporta el motor con tres niveles de entrega de potencia. Esta versión la tendremos en los concesionarios después de las fiestas navideñas. Será el momento de probarlo a fondo.

Denominaciones comerciales
Caja
Consumo
L/100km
Emisiones CO2
g/km
SCENIC
Energy dCi 95
Caja manual de 6 velocidades
3,9
100
SCENIC
Energy dCi 110
Caja manual de 6 velocidades
3,9
100
GRAND SCENIC
Energy dCi 110
Caja manual de 6 velocidades
4,0
104
SCENIC Y GRAND SCENIC
Energy dCi 110 EDC
caja automática EDC de doble embrague y 7 velocidades
4,0
104
SCENIC
Energy dCi 130
Caja manual de 6 velocidades
4,5
116
GRAND SCENIC
Energy dCi 130
Caja manual de 6 velocidades
4,6
119
GRAND SCENIC
Energy dCi 160 EDC
caja automática EDC de doble embrague y 6 velocidades
4,7
122
SCENIC
Energy TCe 115
Caja manual de 6 velocidades
5,8
129
GRAND SCENIC
Energy TCe 115
caja manual de 6 velocidades
6,1
136
SCENIC
Energy TCe 130
Caja manual de 6 velocidades
5,8
129
GRAND SCENIC
Energy TCe 130
Caja manual de 6 velocidades
6,1
136

 

GALERIA

CONTACTO: Renault Scenic y Grand Scenic. El diseño manda

Categoría: CrossoverMonovolumenPortadaPruebasSegmento
2

2 comments

  • Muy buena la nueva generación de Scenic, con un diseño moderno, unos acabados muy buenos, con última tecnologia y con motores más que suficientes para este tipo de coches. Aunque me da la sensación que la línea exterior es muy parecida al nuevo Citroën C4 Picasso.

    • Pues en mi opinión es cierto que el coche tiene grandes aciertos, pero pienso que es una pena que la marca que definió el concepto de monovolumen lo desvirtúe ahora como ya hiciera con su hermano mayor el space, me explico, una de las grandes virtudes de de estos vehículos a parte de su aprovechamiento interior y soluciones prácticas (que parece que se mantienen) es la polivalencia que aportan los 3 asientos independientes de la segunda fila, algo que introdujo el primer scenic en 1996 y que venía definiendo este tipo de vehículos, es verdad que la butaca partida convencional que tiene ahora tiene buena ergonomía para 3, pero no da las mismas posibilidades, claro que sin duda es más barata de producir.

      Habrá quien piense que es solo un detalle y que este modelo es más vendible por su línea más SUV, pero para eso la marca tiene el Kadjar y en breve el nuevo koleos, creo que el mercado es más rico si se ofrece más diversidad de productos y si bien los SUV se llevan las ventas de este segmento, no creo que la solución sea camuflar al monovolumen de SUV con la ayuda de unas llantas de grotescas dimensiones que para nada encajan en un modelo de corte funcional y confortable sin pretensiones dinámicas ni grandes prestaciones.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *