TecDay Road to the Future – Drive Train

Mercedes-Benz avanza en el desarrollo de la pila de combustible con la presentación del GLC F-CELL, un coche que aún no está listo para llegar al mercado pero cuya tecnología veremos en un futuro no tan lejano.

No es la primera vez que Mercedes-Benz experimenta con la pila de combustible en un prototipo y el último modelo en recibirla es el GLC F-CELL. Este SUV recibe una tecnología ya probada y evolucionada dentro de la marca y por ello este GLC puede presumir de unas baterías de iones de litio mejoradas en lo que a capacidad de carga respecta y ahora el motor ofrece una capacidad de 9 kWh.

El motor eléctrico se aloja en la parte trasera del vehículo y permite recorrer al GLC F-CELL en modo 100% eléctrico más de 50 km. Los vehículos que cuenten con este sistema podrán recargarse en un enchufe doméstico o una estación de recarga pública. Pero esto va más allá ya que es posible conducir el coche al mismo tiempo que se recupera energía durante las frenadas y cuando se circula a vela, con lo que la autonomía total del coche aumenta hasta los 500 km.

Esta pila de combustible se desarrolló en Vancouver (Canadá) junto a Ford, en la empresa conjunta Automotive Fuell Cell Cooperation y el sistema de almacenaje de hidrógeno se desarrolla en la filial de Daimler NuCell, en Alemania. Todo este desarrolló se materializará como una realidad durante el año 2017, año en el que llegará al mercado.

Mercedes-Benz sigue apostando por la pila de combustible

Categoría: 4x2NovedadesSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.