El FIAT 500L tiene dos caras, la del pequeño monovolumen de cinco plazas y la de la versión Living, con dos asientos plegables en el maletero. Con 4,35 metros de largo el FIAT 500 original queda irreconocible, pero gana en funcionalidad ‘de largo’. Prueba del FIAT 500L Living 1.6 Multijet II 120 Lounge 6V 7 plazas. ¡¿Arrancamos?!

Vídeo prueba

El FIAT 500 es un chollo comercial. Un coche con historia que trasciende la automoción es un filón, y así lo han entendido en la marca italiana. El icono planetario rompe sus costuras, como ha hecho su vecino el MINI, y con más o menos acierto se enfunde nuevos trajes. El de SUV es el más fácil, con el FIAT 500X, y el de utilitario compacto de 5 no está mal tirado. El riesgo viene cuando quieres rizar el rizo… y dar el salto a las 7 plazas, como con este FIAT 500L Living.

Los genes estéticos están ahí, pero a este coche le queda muy poco del FIAT 500 original. Es más funcional, más espacioso, más aprovechable en mil situaciones… pero también se abre a una competencia feroz en un segmento en el que juega en desventaja por venir de donde viene.

Foto FIAT 500L Living

En cualquier caso el FIAT 500L Living es una arriesgada apuesta que con la excusa del mito busca un hueco que el mercado, de momento, le pone difícil. Tiene sus argumentos y los aprovecha al máximo, pero también tiene ciertos puntos muy mejorables que le lastran de manera considerable. Basta de preámbulos, vamos a la prueba del FIAT 500L Living 1.6 Multijet II 120 Lounge 6V 7 plazas.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: FIAT 500L LIVING. Estirando el 500

Categoría: FamiliarMonovolumenPortadaPruebasSegmentoUrbano
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *