Mercedes-AMG GLC 43 (X 253), 2016

El Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC es el primer SUV medio en salir de Affalterbach y con su motor de 367 CV se sitúa como la opción más prestacional de la gama.

El Mercedes-Benz GLC se suma a la gama de Mercedes-AMG y lo hace con la versión deportiva intermedia, el GLC 43 4MATIC que, al igual que otros modelos como el C 450 AMG 4MATIC o el SLC 43, está equipado con un motor V6 biturbo de 3 litros. Su potencia es de 367 CV entre 5.500 y 6.000 rpm y entrega un par motor de 520 Nm entre 2.500 y 4.500 rpm. Este SUV puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h y acelera de 0-100 km/h en 4,9 segundos.

Nacido como rival del Audi SQ5 TDI y del BMW X4 M40i, al menos hasta que llegue el GLC Coupé, este GLC 43 4MATIC dispone de tracción total con un reparto de la potencia del 1% en el eje delantero y el 69% en el trasero. El sistema encargado de repartir la potencia entre las ruedas es una transmisión automática 9G-TRONIC de nueve relaciones. Con esta caja de cambios, el consumo medio homologado del motor en este coche es de 8,3 l/100 km.

Mercedes-AMG GLC 43 (X 253), 2016

Para que este SUV pueda tener un comportamiento más propio de un deportivo que de un todocamino, Mercedes-AMG ha equipado la suspensión deportiva ‘AMG RIDE CONTROL’ cuya dureza se puede configurar en tres niveles a través de un botón. El control de stabilidad ESC también ayuda a que este coche se mantenga con todas sus ruedas en el asfalto en todo momento.

Aunque quizá el sistema estrella de este coche sea el ‘AMG DYNAMIC SELECT‘ que deja escoger al conductor entre cinco modos de conducción: Eco, Comfort, Sport, Sport Plus e Individual. En función del modo que se ha escogido, el coche responderá de una u otra forma. En el modo Comfort la suspensión es más blanda y la dirección menos directa lo que promueve viajes más cómodos. Sin embargo en el modo Sport Plus, la respuesta del acelerador es inmediata y la suspensión aumenta su dureza para dar respuesta a las exigencias de la conducción. Del mismo modo, la dirección es más directa, lo que mejora el tacto a la hora de hacer pequeños movimientos con el coche.

Mercedes-AMG GLC 43 (X 253), 2016

Toda la deportividad que otorga el motor V6 y los diversos sistemas también es perceptible a simple vista ya que en el exterior de este Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC encontramos unos paragolpes específicos, unas llantas AMG de 19 pulgadas que está acompañas por unos neumáticos 235/55 R 19 delante y 255/50 R 19 detrás. En la zaga las colas de escape completan el repertorio estético de este coche. En el interior las modificaciones se materializan en un volante deportivo y en unos asientos deportivos con reposacabezas integrados diseñados para ofrecer una mejor sujeción.

Este GLC 43 4MATIC hace su debut oficial en el Salón del Automóvil de Nueva York y estará a la venta desde el 4 de abril, aunque no será hasta junio de 2016 cuando las primeras unidades comiencen a ser entregadas a sus dueños y lleguen a los concesionarios de la marca.

Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, un SUV con ganas de guerra

Categoría: 4x4DeportivoNovedadesPortadaSalones del AutomovilSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.