Probamos el nuevo Audi Q7, que estrena un compendio de tecnologías orientadas a hacer la conducción más eficiente, segura y divertida. La versión probada está equipada con el motor 3.0 litros V6 TDI de 272 CV, probablemente el motor más equilibrado de la gama.

Vídeo prueba:

El nuevo Audi Q7 llegó en otoño de 2015 y es la segunda generación del SUV de Audi, modelo que ha tenido un éxito indudable. Estrena nuevas tecnologías en todos los ámbitos de su conjunto para continuar su éxito. La segunda generación del Audi Q7 está basada en una plataforma completamente nueva, que destaca por ser más ligera y por poder montar un sistema híbrido para la versión e-tron. El nuevo Q7 es más cómodo y cuenta con motores más eficientes. Además puede tener un equipamiento que puede ser apabullante e innovador, sobre todo el relacionado con la conducción. Tiene versiones de 5 y 7 plazas y motores que van desde los 218 a los 373 CV. Los precios parten desde los  62.290 euros hasta los 82.960 euros de la versión e-tron.

Audi Q7_ext_56

A nivel de diseño continua la tendencia de los últimos lanzamientos de la marca estrenando un diseño más anguloso de la parrilla Singleframe, con detalles pintados en gris y plata en los protectores de los pasos de rueda, aunque también se pueden ser del color de la carrocería. Con el paquete de diseño “S line”, elementos como los paragolpes, entradas de aire, faldones laterales, spoiler del techo y el difusor aerodinámico trasero se mejora el aspecto del diseño. La iluminación es un aspecto muy cuidado en el nuevo Q7 y se podrán elegir tres tipo de alumbrados. De serie las luces de cruce y carretera son de Xenon, con diodos para la luz de circulación diruna. Una segunda opción completa todas las funciones de alumbrado con LED y la tercera equipa el Matrix LED que pueden crear zonas de sombra para no deslumbrar a los conductores que vienen de frente mediante el apagado selectivo de LEDs. Este sistema incorpora los nuevos intermitentes secuenciales que se iluminan en función del giro del volante, como los ya vistos en los TT y A7.

Audi Q7_int_91

En el habitáculo hay molduras decorativas en aluminio o en madera que puede ser de varios tipos. En el interior destaca por el buen ajuste y calidad de fabricación. No hay un elemento que podamos decir que está mal montado o que no tenga sentido que esté ahí. Destaca el confort de los asientos, incluidos los de la tercera fila de asientos. La segunda fila de asientos puede contar con un ajuste longitudinal de hasta 110 mm. Todos los asientos, con excepción del del conductor, disponen de anclajes Isofix. Los asientos van guarnecidos en tela, Alcantara o cuero (cricket o valcona). Hay un programa de personalización del interior denominado Audi Exclusive. Los asientos de conductor y acompañante pueden ser de tres tipos. Los de serie, que pueden tener climatización opcional, los deportivos que pueden tener contorno variable de forma opcional, y los asientos más lujosos, que incluyen el contorno personalizado y que cuentan con función de masaje, calefacción y refrigeración.

Audi Q7_int_11

Uno de los aspectos más destacables del nuevo Audi Q7 es el espacio disponible en el interior, principalmente en lo que se refiere a la altura. Se mantiene el espacio disponible para las piernas en la segunda y tercera fila, pero ahora hay más anchura y altura libre. A pesar que los asientos de la tercera plaza son muy buenos, su utilización está destinada a personas de pequeña estatura. Además el acceso a las plazas de la tercera fila no es el mejor del mundo, principalmente por el hueco que hay para acceder a la tercera fila. Para abatir los asientos cuenta con un sistema de ayuda eléctrica accesible desde las plazas laterales de la segunda fila y del maletero. El volumen del maletero es de 890 litros en la versión de cinco plazas y de 295 litros en la de siete plazas. Puede disponer, con sobreprecio, de un sistema de apertura y cierre del portón eléctrico, que se abre con solo pasar el pie bajo el paragolpes. La iluminación ambiental usa LEDs y se ofrece en forma de puntos de luz o tiras luminosas, extendiéndose por el salpicadero y paneles de las puertas hasta la consola.

Audi Q7_int_97

El equipamiento de confort disponible opcionalmente comprende desde un climatizador automático de cuatro zonas hasta un sistema “Head-up-Display” que proyecta información sobre el parabrisas detectando animales y peatones y, en un tiempo después del lanzamiento del modelo, se mejorará con una función de ayuda al conductor para esquivar un obstáculo interviniendo en la dirección y otro que, a baja velocidad, puede llegar a frenar al coche en giros a la izquierda si viene tráfico en sentido contrario y hay riesgo de accidente, y un sistema de sonido Bang & Olufsen de 23 altavoces y 1.920 W. Pero el interior del nuevo Audi Q7 destaca por dos cuatro de instrumentos diferenciados. El de serie dispone de esferas analógicas con la clásica pantalla de información al conductor “FIS” y otro totalmente nuevo que sustituye esta instrumentación por una pantalla de 12,3 pulgadas que da vida al “Audi Virtual Cockpit“, estrenado por el Audi TT, y que cuenta con un procesador NVIDIA T30 ofreciendo una resolución 1440 pix x 540 pix. Nuestra unidad montaba el cuadro normal.

Audi Q7_int_96

El sistema de información y entretenimiento “Audi MMI” presenta una nueva superficie táctil en la consola. El “MMI Touch” permite introducir dígitos, letras o accionar diversas funciones. Los menús se muestran en una pantalla que emerge automáticamente y que puede ser de 7 o de 8,3 pulgadas en función del sistema multimedia montado. También, puede contar con sistema de control vocal, tan avanzado que es capaz de interpretar casi de uso cotidiano. Para las plazas traseras, Audi ofrece unas tabletas con sistema operativo Android y con las que se puede interactuar con el sistema multimedia, enviando desde las tabletas direcciones al navegador o navegar por Internet usando la red WiFi de a bordo. Las tabletas se pueden extraer de sus soportes y cuentan con 32 Gb de memoria, cámara HD y Bluetooth. Además, el nuevo SUV también cuenta con los sistemas “Apple Car Play” y “Google Android Auto” que permiten conectarse con un smartphone (en el caso del iPhone, con iOS versión 7.1 y Android 5.0 Lollipop).

El equipamiento de seguridad, compuesto de sistemas de asistencia a la conducción, cuenta con modernos y más avanzados asistentes estrenándose los “cross-traffic assist” (alerta al conductor del tráfico que se aproxima por la vía al salir a ella marcha atrás), “exit warning system” (avisa antes de abrir las puertas de si hay algún obstáculo) y “trailer asistant” (dirige el remolque marcha atrás en la dirección fijada por el conductor y ayuda a conducir marcha atrás en línea recta). El programador de velocidad activo con función de atasco también es novedad. Hasta 60 km/h, mueve el volante por si solo manteniéndose entre las marcas que delimitan el carril. El sistema “predictive efficient assistant” recomienda reducir la velocidad en determinadas situaciones y puede activar el modo “a vela” valiéndose de los datos proporcionados por el sistema de navegación y del sistema de reconocimiento de señales.

Audi Q7_ext_58

Desarrollado sobre una nueva plataforma, está construido con aceros de ultra-alta resistencia que le permiten reducir su peso en hasta 325 kg, de forma que, según versiones, puede bajar de los 2.000 kg de peso. También es responsabilidad de un uso de aluminio en diferentes partes de la carrocería, como puertas, capó, aletas delanteras o el portón trasero, o en la suspensión, que ahora dispone de esquemas de cinco brazos. Opcionalmente se puede montar suspensión neumática, que varía automáticamente la altura de la carrocería en 30 mm y la eleva 60 mm para circular por zonas con obstáculos. Los ángulos de ataque y salida se han mejorado siendo más capaz. Por primera vez en este modelo, monta un control de descenso de pendientes. La dirección asistida es electromecánica y estrena un sistema de dirección en las cuatro ruedas, de forma que las traseras giran un máximo de 5º. A baja velocidad, giran hacia la parte exterior y a velocidad elevada en el mismo sentido de las delanteras.

La versión probada tenía el motor 3.0 TDI de 272 CV de potencia máxima y 600 Nm de par motor. El Q7 con este motor alcanza una velocidad punta de 234 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y un consumo medio de 5,7 l/100 km. La versión 3.0 TDI de 272 CV que hemos probado es una versión mejorada y ampliada de la anterior de 245 CV. Este motor destaca por un funcionamiento impecable, con mucha suavidad, ausencia de vibraciones y con prestaciones sobradas para todo tipo de circunstancias. De hecho este motor hace que el Q7 parezca más ligero de lo que realmente es, gracias a la forma con la que mueve al Q7. Nosotros hemos medido consumos cercanos a los 6,5 litros en conducción económica en nuestro circuito habitual que incluye recorridos urbanos, carreteras secundarias y autovías. En conducción más deportiva no hemos medido consumos por encima de los 9 litros.

Audi Q7_ext_96

Asociado a este motor tenemos un cambio automático de ocho velocidades de nueva fabricación. Este cambio de convertidor de par destaca por la suavidad del cambio de marchas. Es apenas perceptible y siempre selecciona la marcha más adecuada en todo momento. Con este cambio nos olvidamos de la marcha que llevamos. Incorpora funciones como la circulación por inercia y un sistema que hace girar el motor a unas 1.000 rpm cuando mantenemos cruceros estables durante un tiempo determinado. También hay cambios en el sistema de tracción quattro, como los realizados en el diferencial central que ahora está integrado en la caja de cambios e incorpora la función Torque Vectoring, capaz de frenar las ruedas interiores para mejorar la tracción y la agilidad al negociar una curva. El reparto de par del sistema quattro, en condiciones normales, es de 40:60 pudiendo variar desde un 70:30 a un 15:85, según las condiciones de tracción.

Audi Q7_ext_63

Dinámicamente, el nuevo Q7 es más dinámico y efectivo que la generación anterior. Es más ágil porque cambia de trayectoria más fácilmente. Para conseguir que así sea Audi ha bajado el centro de gravedad 5 centímetros para mejorar la sensación y el paso por curva. Esa agilidad en curva se ha acentuado gracias también a los cambios en la suspensión, que cuenta con un esquema multibrazo mejorado con cinco brazos. En el nuevo Q7 aa suspensión de serie es de muelles pero puede incorporar una neumática con dos configuraciones diferentes, que dependen de si vamos a circular fuera de carretera de forma más exigente o no. Nuestra unidad de pruebas montaba esta suspensión, capaz de dejar muy cerca del suelo al Q7, cuando necesitamos circular por carretera, o muy alta, cuando tenemos que badear zonas complicadas fuera de carretera. Para ello disponemos de un mando de control de la altura de la suspensión. Cuando circulamos a velocidad alta se reduce la altura 15 mm y cuando circulamos fuera de carretera se levanta 25 mm. Nuestra unidad podía aumentar la altura 60 mm más pero se desactiva automáticamente cuando circulamos a más de 30 km/h.  También hay un mando en el maletero para facilitar la carga, bajando la altura 55 mm hasta dejar el borde de carga a 69 cm del suelo. El comportamiento fuera de carretera es correcto gracias a los cortos voladizos y los ángulos de ataque y salida. Solo la gran batalla hace que rocemos con la panza en cuanto queramos ponernos demasiado aventureros.

Audi Q7_ext_68

Otro de los aspectos relacionados con la agilidad del nuevo Audi Q7 es su sistema de dirección. Monta dos tipos de direcciones, la de serie es eléctrica y actúa solo sobre las ruedas delanteras. La segunda, que montaba nuestra unidad, interviene también sobre las ruedas traseras. En este sistema, similar al que monta Renault en el Espace y Talismán. Tiene un funcionamiento muy sencillo, mediante un motor eléctrico que acciona unas bieletas que actúan sobre el eje de las ruedas traseras y las hacen girar sentido contrario a las delanteras, a baja velocidad, hasta un máximo de cinco grados (entre 5 y 15 km/h) para mejorar la maniobrabilidad. Con este sistema el diámetro de giro mejora en un metro. A mayor velocidad las ruedas delanteras giran en el mismo sentido de las traseras, hasta un máximo de 3,5 grados. Otras funciones que incorpora el Q7 relacionadas con la dirección y otros sensores se refieren al aparcamiento semiautomático, el mantenimiento en el carril o el asistente de remolques, que es novedad absoluta en la marca y que también incorpora el nuevo A4.

Audi Q7_ext_41

Calidad a raudales, ajustes precisos y una mayor sensación de lujo. El nuevo Q7 mejora en todo para convertirse por derecho propio en uno de los más temibles contrincantes del segmento SUV-E Premium. Llega con motores muy eficientes y con prestaciones destacadas y suficientes. Pero además es mejor en su comportamiento y equipamiento, que puede llegar a ser casi interminable. Sus sistema de ayuda a la conducción son un aperitivo de lo que la conducción autónoma nos ofrecerá en no mucho tiempo y destacan por su sencillez de uso y un funcionamiento impecable.

Ficha de características

Tipo de carburanteGasóleo
MotorDelantero longitudinal
Cilindrada2.967 cc
Número de cilindros6 en V
Válvulas por cilindro4
AlimentaciónInyección directa por conducto común con turbo de geometria variable e intercooler.
Distribución4 válvulas por cilindro
Doble árbol de levas
Sistema Stop&StartSI
Poténcia máxima272 CV entre 3.250 y 4.250 rpm
Par máximo600 Nm a 1.850 rpm
Tipo de tracciónTotal permanente quattro
Caja de cambioAutomática de convertidor de par y 8 velocidades
Longitud5.052 mm
Anchura1.968 mm
Altura1.741 mm
Batalla2.994 mm
Vía delantera y trasera1.679 – 1.691 mm
Peso2.135 kg
Volumen maletero con una fila de asientos 1.955 litros
Capacidad maletero770 litros
Depósito combustible75 litros
Número de plazas7
Ángulo entrada23.1º
Ángulo salida14.4º
Ángulo ventral13.1º
Altura libre al suelo210 mm
Altura vadeo500 mm
Suspensión delanteraParalelogramo deformable con resorte helicoidal
Suspensión TraseraParalelogramo deformable con resorte helicoidal
Frenos delanterosDisco ventilado
Frenos traserosDisco ventilado
Neumáticos delanteros255/55 R20
Neumáticos traseros255/55 R20
DirecciónCremallera
Asistencia de direcciónEléctrica con eje trasero direccional
Velocidad máxima (km/h)234
Aceleración de 0 a 100 km/h6.5 segundos
Consumo urbano6.4
Consumo extraurbano5.6 (l/100 km)
Consumo medio5.9 (l/100 km)
Emisiones de CO2153 (gr/km)
Normativa de emisionesEuro6

 

PRUEBA: Audi Q7 2015 3.0 TDI 272 CV. El más listo de la clase

Categoría: 4x4PortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *