Porsche Le Mans

Porsche ha vuelto a hacer historia en la resistencia al conseguir todos los títulos posibles con el Porsche 919 Hybrid, coche con el que consiguieron su victoria número 17. Ahora nosotros repasamos la historia de Porsche en la resistencia con algunos de sus coches más míticos.

Porsche 917 K (1970)

Porsche 917 KH Salzburg (3)

El Porsche 917 se estrenó en las 24 horas de Le Mans de 1969 pero en aquella edición no pudieron parar a Ford que, con el GT40, consiguió su cuarta victoria consecutiva. Pero este coche, equipado con un motor de 12 cilindros y 4.5 litros que producía 580 CV a 8.000 rpm. En su versión de cola larga, este coche era capaz de rozar los 400 km/h en la recta de Les Hunaudières.

En 1970 Porsche ya tenía la lección aprendida del año anterior y trabajó para hacer que el 917 les diese su primera victoria en esta carrera. El equipo formado por Hans Hermann y Richard Attwood era la principal apuesta de Porsche para esta carrera aunque no fue el único equipo que la marca alemana alineó. Con el dorsal 23 y los ya clásicos colores ‘Salzburg’, tomó la salida este Porsche 917 que, entre otras cosas, tuvo que hacer frente a unas condiciones climatológicas muy duras, con una fuerte lluvia que hacía muy difícil controlar los coches.

Fue precisamente en esa fuerte lluvia cuando Hermann, que contaba con una amplia experiencia en competición, comenzó a ganar plazas hasta llegar a liderar la prueba. Desde entonces el liderato fue de Porsche hasta cruzar la línea de meta. En aquel año Porsche consiguió su primera victoria en las 24 horas de Le Mans con un coche que siguió siendo desarrollado. Ese 14 de junio de 1970 Porsche consiguió su primera victoria en las 24 horas de Le Mans, dando inicio a la leyenda de Porsche en Le Mans.

Porsche 917K (1971)

Porsche 917 KH Martini (3)

Tras conseguir la victoria en 1970, Porsche, y más cocnretamente el 917, eran el objetivo del resto de marcas. Es por esto por lo que Porsche evolucionó su motor, un V12 que pasaba a tener una capacidad de 4.9 litros y cuya potencia ya llegaba hasta los 600 CV a 8.3000 rpm. Este aumento de potencia les permitió mantener a raya a sus rivales ya que en la clasificación, Porsche, consiguió colocar tres 917 en las tres primeras plazas.

Aunque pueda resultar paradójico, un 917 de ‘cola corta’ fue capaz de imponerse a los rápidos 917 de ‘cola larga’, concretamente la victoria fue a parar al 917 del equipo Martini Racing Team. Los pilotos que este equipo alineó fueron Helmut Marko y Gijs van Lennep, quienes con su Porsche consiguieron establecer un récord de mayor distancia conseguida al cerrar en 397 vueltas un total de 5.335,313 km, un récord que parecía irrompible pero que en 2010 Audi consiguió batir con 5.410,71 km.

Aunque todo parecía indicar que lo que se estaba abriendo era una nueva época de dominio por parte de Porsche, lo cierto es que la marca alemana tuvo que esperar hasta 1976 para volver a lograr una victoria en las 24 horas de Le Mans con el Porsche 936 pilotado por Jacky Ickx y Gijs van Lennep.

Porsche 936 (1976)

Porsche 936 Spyder (5)

En 1976 Porsche estrenó el 936, un coche del Grupo 6 que sustituyó al mismo tiempo al Porsche 917, del Grupo 6, y al 908, del Grupo 6. En ese año se cambió la normativa y por ese motivo los Grupo 6 podían competir junto con los Grupo 6. Este Porsche 936 utilizaba un motor de 2 litros y 6 cilindros turboalimentado que producía 540 CV a 8.000 rom, una potencia suficiente para propulsarlo hasta los 350 km/h.

Porsche puso en pista dos 936 del equipo Martini Racing Porsche System pero uno de ellos, pilotado por Reinhold Joest y Jürgen Barth, se despidió antes de tiempo y dejó al 936 de Jacky Ickx y Gijs van Lennep como única opción de Porsche para conseguir, con este coche, una victoria. Finalmente ni el piloto belga ni el holandés fallaron y cruzaron la meta en primera posición con el debutante Porsche 936. La tercera victoria de Porsche ya había llegado.

El 936 continuó siendo desarrollado y un año más tarde repitió victoria con Jacky Ickx, Harley Haywood y Jürgen Barth. En 1981 Jacky Ickx y Dereck Bell volvieron a llevar a lo más alto al Porsche 936 en la que supuso su última victoria (la sexta para Porsche tras la de 1979) e inició un capítulo de dominio de Porsche en las 24 horas de Le Mans.

Porsche 935 (1977)

Porsche 935 1977 (3)

No, Porsche no consiguió la victoria con este 935, al menos no en la edición de 1977, pero no por ello deja de ser un modelo mítico de la marca dentro de las 24 horas de Le Mans. En 1977 sólo uno de los dos Porsche 935 consiguió terminar la carrera pero lo hizo en tercera posición, sólo por detrás del Porsche 936 que consiguió la victoria y del Mirage GR8.

Basado en el Porsche 930, también conocido como 911 Turbo, tenía el ya característico motor de 6 cilindros Bóxer que producía una potencia de 590 CV que le permitía alcanzar una velocidad de 339 km/h. Con este motor consiguió trascender a la historia aunque la versión de 1977 de este 935 no es la que más se recuerde.

Porsche 935 “Moby Dick” (1978)

Porsche 935 Moby Dick 1978 (2) (Copiar)

En 1978 Porsche acudió a las 24 horas de Le Mans con un 935 modificado. Había nacido el más que conocido “Moby Dick”, un coche que destaca por su larga zaga que se diseñó con el propósito de generar más carga aerodinámica. El motor también fue modificado y en ese momento el 935 presumía de nada menos que 835 CV de potencia y de una velocidad máxima de 365 km/h.

Este coche tampoco consiguió ganar la carrera pero sí su categoría. El equipo Dick Barbour Racing con Brian Redman, Dick Barbour y John Paul Sr. consiguió imponerse ante sus rivales más directos y Porsche se dio cuenta del potencial que tenía ese coche y, por ello, un año más tarde, presentaron el 935 K3, un coche con el que sí consiguieron imponerse en las 24 horas de Le Mans.

Porsche 956 (1892)

Porsche 956 (1)

Con seis victorias en su haber, Porsche era ya una de las marcas con más victorias y su leyenda en la resistencia no hacía más que crecer. Pero pocos podían imaginar lo que estaba por llegar cuando en 1982 Porsche presentó el 956, el coche con el que consiguió dominar durante nada menos que cuatro años consecutivos. Su motor de 6 cilindros opuestos contaba con una capacidad de 2.6 litros y, con el apoyo de un turbo, producía 620 CV a 8.200 rpm. Con todo ello, este Porsche conseguía alcanzar una velocidad máxima de 355 km/h.

En su año de debut ya mostró una contundencia en carretera impropia de un coche debutante, pero propia de una marca con experiencia como era Porsche. En las 24 horas de Le Mans de 1982 Porsche consiguió un triplete al colocar sus tres Porsche 956 en el podio. En esa fecha Jacky Ickx consiguió su sexta y última victoria en las 24 horas de Le Mans. Dereck Bell, su compañero de coche, obtuvo aquel día su quinta victoria.

El Porsche 956 fue evolucionado durante los siguientes años y consiguió la victoria hasta 1985. En 1986 ya se había terminado el ciclo del 956 pero no el de las victorias de Porsche ya que la marca de Stuttgart consiguió dos más con el Porsche 962.

Porsche 911 GT1 (1988)

Porsche 911 GT1 (1)

En 1998 Porsche ya contaba con un total de quince victorias en las 24 horas de Le Mans y era la marca con más victorias en este evento. Ferrari, que era la segunda marca con más victorias, sólo contaba con nueve. Por tanto, Porsche no se podía presentar a las 24 horas de Le Mans de 1998 con cualquier coche y menos tras haber ganado las ediciones de 1996 y 1997 con el Porsche WSC-95.

Es por ello que el elegido para tal proeza fue un Porsche 911 GT1 que ya contaba con experiencia en otras competiciones y que había sido evolucionado para ganar a coches como el Toyota GT-One o el Mercedes-Benz CLK LM. Basado en el 911, equipaba un motor de 6 cilindros Bóxer colocado en posición central que desarrollaba 536 CV de potencia.

No era el más rápido, pero en carrera demostró una fiabilidad que otros coches como el Mercedes-Benz CLK LM o el BMW V12 LM no mostraron y, finalmente, el 911 GT1 cerró un doblete que significó el final de Porsche en la resistencia. Con su victoria número dieciséis, los de Stuttgart se alejaron de la resistencia, o al menos de la lucha por la victoria. Así fue hasta que en 2014 irrumpieron de nuevo con un prototipo LMP1.

Porsche 919 Hybrid (2015)

Porsche 919 Hybrid, Porsche Team: Romain Dumas, Neel Jani, Marc Lieb

En 2014 pudimos ver la materialización de un proyecto que comenzó unos años antes. El LMP1 de Porsche ya estaba listo para seguir acrecentando la leyenda de Porsche ante una Audi que aprovechó la ausencia de Porsche para conseguir nada menos que trece victorias. Audi era ya una amenaza real en el récord absoluto de victorias y Porsche trabajaba para mantener en su sitio a Audi.

En 2014 no pudo ser pero este prototipo híbrido escaló en 2015 hasta la categoría de los 8 megajulios, lo que le dio una potencia que Audi y Toyota no tenían y se sirvió de ello para destacar durante toda la temporada del mundial FIA WEC. Una de las victorias clave de 2015 fue, sin duda, la conseguida en las 24 horas de Le Mans. Nada menos que la victoria numero dieciséis.

No pudieron conseguir un triplete pero sí un doblete con una contundente victoria de Earl Bamber, Nick Tandy y Nico Hülkenberg, que compaginó su participación en esta prueba con el mundial de Fórmula 1. En carrera se mostró muy constante y pudo terminar la carrera por delante de otro Porsche 919 Hybrid, al que le sacó una vuelta. Aunque curiosamente, ese Porsche, consiguió el mundial de pilotos del WEC y ayudó a que Porsche fuese campeón del mundo de constructores del WEC 2015.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Porsche en Le Mans: sus coches legendarios

Categoría: Competición
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.