El Mazda6 ha recibido un acertado restyling para seguir siendo una de las compras más interesantes en el segmento de las berlinas medias. A sus prestaciones y comportamiento añade nuevos elementos de equipamiento y un diseño mejorado.

Video prueba:

Lo primero, hablemos de su diseño. Este coche es de los que llaman la atención. Todo el mundo opina muy favorablemente sobre su precioso diseño. Mazda ha conseguido hacer una berlina con una altura muy contenida y a la vez han diseñado un interior muy espacioso. El Mazda6 está disponible en carrocería berlina y familiar, eliminando la carrocería de 5 puertas de la generación anterior. Los motores disponibles son los mismos que tenía la gama 2013, pero han recibido mejoras para cumplir con la normativa de emisiones Euro 6. En gasolina, los SKYACTIV-G, disponemos de motores de cuatro cilindros, un 2.0 litros y 145 CV y un 2.5 litros de 192 CV que está disponible solo con caja de cambios automática de 6 velocidades. En diésel, con los SKYACTIV-D, tenemos un cuatro cilindros de 2.2 litros con dos niveles de potencia, con 150 y 175 CV, este último asociado únicamente a un cambio automático de 6 velocidades. Como novedad en la generación 2015, los motores más potentes en gasolina y diésel pueden tener tracción total permanente AWD.

Mazda6 Sedan

En cuanto a equipamiento, el Mazda6 dispone de dos líneas de equipamiento, que son el Style y el Luxury. Nuestra unidad de pruebas era el acabado Style+, un acabado de nivel intermedio pero mejorado con elementos añadidos. La verdad es que en este acabado no hemos echado en falta prácticamente nada. Esta unidad disponía, en serie o en opción de elementos como los sensores de parking delantero y trasero, las luces Full LED con sistema de alumbrado en curva AFLS y con activación automática entre las luces de cruce y carretera (HBC), el asistente de cambio de carril (RVM) y la alerta por cambio involuntario de carril (LDW), navegador con pantalla táctil de 5,8″, climatizador bi-zona con salidas de aire traseras, botón de arranque y llave inteligente, Bluetooth manos libres y audio, equipo de sonido con conexiones AUX y USB, reposacabezas activos, sensor de lluvia y luces, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, regulador y limitador de velocidad, volante y pomo del cambio forrados en piel y reposabrazos central delantero deslizante, asientos en cuero, retrovisores eléctricos plegables y calefactados, pintura metalizada y llantas de 17 a 19″ y cristales traseros tintados en negro.

Mazda6 wagon81

El Mazda6 tiene un interior realizado con calidad, salvo alguna excepción como la consola central, y con ajustes bien realizados. El interior está repleto de plásticos blandos y tejidos como el cuero que recubren las puertas, consola y el salpicadero. Lo realmente llamativo es que en este Mazda6 no se han ocultado los plásticos de peor calidad en la parte baja de la consola y del salpicadero o de las puertas. En esas zonas los plásticos son mejores que la media del segmento. El interior es una evolución del que vimos en la prueba del CX-5. Se ve que si una cosa funciona, repetirlo debería funcionar. A nosotros nos gusta el interior del Mazda6, así que lo vemos como un acierto.

Los asientos delanteros son muy cómodos. El color negro del textil no es que contraste mucho con el salpicadero en el mismo color, pero es un tejido de buena calidad. Si queremos podemos poner la tapicería de cuero que está disponible en varios colores diferentes. Los del Mazda6 no son los asientos más deportivos del mundo, pero cumplen perfectamente a la hora de sujetarnos en las curvas. Cubren toda la espalda y eso ayuda al confort. Los asientos traseros siguen el mismo diseño, con sujeciones suficientes y muy confortables. El espacio disponible para las plazas traseras es muy bueno, especialmente para las piernas de los pasajeros de las plazas traseras y con altura y anchura suficiente para personas de casi cualquier altura.

Mazda6 wagon97

El maletero tiene una capacidad de 489 litros que lo deja en la media del segmento. Tiene formas regulares y podemos ampliar su capacidad hasta casi los 1.300 litros abatiendo los respaldos traseros con un mando de manejo muy sencillo. Bajo el piso del maletero tenemos las herramientas en un molde compartimentado. El interior tiene varios compartimentos para dejar objetos. A la izquierda del volante hay una pequeña guantera, en la consola tenemos un hueco sin tapa donde está el cargador y las conexiones de audio y debajo del reposabrazos hay un hueco profundo. La guantera tiene una capacidad normal para poner la documentación y poco más. En las puertas tenemos bolsas rígidas y en la parte trasera hay un reposabrazos abatible en el respaldo con dos posavasos.

La pantalla táctil del navegador ha mejorado mucho, por calidad y disposición de la misma. Nos gusta mucho que ahora parezca un tablet que flota sobre el salpicadero para dar un toque más moderno a su diseño. A favor tenemos que decir que los menús son muy fáciles de entender. En contra, que los grafismos tienen un diseño más que discutible. Aparte de la pantalla táctil, podemos usar el mando situado en el centro para usar las diferentes funciones. El equipo está suministrado por TomTom, cuenta con una cartografía que está bien actualizada y dispone de funciones como tráfico en tiempo real, búsqueda en Google, base de datos de radares fijos y móviles, la previsión metereológica y control por voz.

Mazda6 wagon87

El Mazda6 que hemos probado equipaba el motor diésel SkyActiv-D de 2.2 litros y 150 CV. Es un buen motor, muy voluntarioso y perfectamente válido para mover con suficiencia y mucha soltura la masa del Mazda6. Empuja desde el ralentí hasta llegar a las 5.000 rpm, casi como un motor de gasolina. Es increíblemente satisfactorio en este sentido, ya que con esta elasticidad se usa en ciudad y en carretera sin tirones ni falta de potencia. Es más silencioso en marcha que en parado, donde se evidencia que es un diésel, casi en demasía. Este motor está asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades que tiene un mando con un manejo muy bueno, nada esponjoso. Las relaciones están perfectamente elegidas para sacar todo el jugo a esos 150 CV, lo que se traduce en una gran capacidad de recuperación, haciendo posible afrontar cualquier evento de circulación sin tener que pensar en si tendremos potencia suficiente o cuántas marchas hay que reducir para adelantar. No es un motor deportivo, diseñado para buscar aceleraciones, sino que destaca por lo bueno que es en la gama media de las revoluciones, por cómo entrega la potencia.

Las cifras de consumo han sido buenas, pero no tanto como las conseguidas en su homologación. En consumo medio, buscando el ahorro de forma enfermiza, no hemos podido bajar de 5,5 litros cada 100 kilómetros. En ciudad, teniendo como aliado en sistema i-Stop, los consumos no han superado los 6,4 litros cada 100 km, lo que es una buena cifra. En conducción deportiva nunca hemos superado los 7,5 litros cada 100 kilómetros, que es una cifra muy buena para el coche que es y la masa que mueve.

Mazda6 Sedan

Otro aspecto destacable es la agilidad del Mazda6. A pesar de ser un coche grande, sorprende para bien el gran comportamiento de la berlina japonesa. Parece un coche más pequeño de lo que realmente es, habida cuenta de la respuesta que obtenemos al volante, firme y con buena trazada en cualquier circunstancia. El esquema de la suspensión delantera es de tipo McPherson y multibrazo en la trasera, con un tarado tirando a blando que absorbe perfectamente las irregularidades y no deja que la carrocería se mueva en exceso. El Mazda6 es un coche que llama la atención, tiene un diseño peculiar pero que engancha nada más verlo. A nosotros nos parece un coche acertado, porque hace todo bien. Es un coche de notable alto, todo funciona como debe y eso es su punto más fuerte. A nivel de prestaciones, está entre los que mejores sensaciones nos ha dejado y es de los que menos consume, a la vez que logra unas emisiones contaminantes más reducidas.

Mazda6 Sedan

Destaca en el uso cotidiano, es de esos coches que apetece conducir todos los días. Por calidad, prestaciones, consumos, diseño y acabado es un modelo muy recomendable. Es verdad que las versiones más altas tienen un precio cercano a coches con más nombre, pero este es sin duda un modelo más original y llamativo. Tan satisfactorio o más que otros que parecen tener mayor presencia. Es el típico coche que recomiendas a un amigo y se lo compra nada más probarlo. Nos ha pasado, no lo decimos por decir. El Mazda6 está disponible a partir de 24.425 euros y nuestra unidad de pruebas tenía un precio de 33.000 euros.

Ficha de características

MotorDelantero en posición transversal
Número de cilindros4 en línea
Válvulas16
Cilindrada2.189 cc
Potencia máxima150 CV a 4.500 rpm
Par motor máximo380 Nm a 2.000 rpm
AlimentaciónInyección directa common rail con Turbo de geometría variable e Intercooler
Caja de cambiosManual de 6 velocidades
TracciónDelantera
CHASIS, MASAS Y DIMENSIONES
Suspensión delanteraTipo McPherson con barra estabilizadora.
Suspensión traseraMultibrazo con barra estabilizadora.
Frenos delanterosDiscos ventilado de 297 mm
Frenos traserosDiscos de 278 mm
Neumáticos225/45 R18
Llantas19″
DirecciónDe cremallera con mecanismo de asistencia eléctrica.
Largo4.865 mm
Ancho1.840 mm
Alto1.450 mm
Distancia entre ejes2.830 mm
Masa1.480 kg
Número de puertas4
Número de asientos5
Capacidad maletero489 litros
Capacidad carburante62 litros
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima215 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h9 segundos
Consumo urbano5,1 litros cada 100 km
Consumo extraurbano3,6 litros cada 100 km
Consumo medio4,1 litros cada 100 km
Emisiones de CO2108 g por km
Normativa de emisionesEuro 6
CarburanteGasóleo

 

 

PRUEBA: Mazda6 2015 berlina SKYACTIV-D 150 Style+

Categoría: Berlina mediaPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *