La llave dispone de una pantalla LCD táctil.

La función Active Park Distance Control apoya al conductor al insertar la marcha atrás, evitando colisiones al circular de esta forma, al frenar el coche si es necesario.

La próxima generación del buque insignia de BMW, el Serie 7, estrenará un conjunto de tecnologías inéditas en un automóvil hasta la fecha. Una de ellas es el control de aparcamiento remoto. Consiste en la posibilidad de aparcar el coche en batería en una plaza (estrecha), y en línea recta, desde el exterior del coche. La acción se realiza mediante la llave con pantalla del coche denominada ‘Display Key’. Con ella, es posible tanto introducir el coche en la plaza de frente, como sacarlo marcha atrás.

Se trata de un procedimiento semiautónomo: El conductor debe evitar los obstáculos durante la maniobra y detener el coche. El coche además debe encontrarse lo más centrado y recto posible, ya que en el momento que se superen los 10 grados de giro del eje longitudinal respecto a la línea de la plaza, la maniobra no podrá ejecutarse. Por otro lado, el coche no puede recorrer con esta función más de 1,5 veces su longitud, es decir, unos 7,5 metros.

En cualquier caso, el asistente también es capaz de ayudar al conductor estando éste a bordo del Serie 7, mediante la selección de aquellas plazas libres que sean adecuadas para estacionar el coche, tanto en batería, como pegado a la acera. A partir de aquí, el sistema realiza el aparcamiento de forma autónoma interviniendo en la dirección, la selección de la marcha, el acelerador o el freno.

El BMW Serie 7 podrá aparcarse solo con su llave

Categoría: Berlina LujoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.