El primer Ferrari híbrido ya es oficial.

Tras varias semanas viendo teasers del modelo y habernos avanzado información sobre el chasis y el sistema motriz, Ferrari ha presentado el LaFerrari en el Salón del Automóvil de  Ginebra.

Conocido internamente como F150 y popularmente como F70, lo cierto es que el nombre que Ferrari ha escogido para su nuevo superdeportivo es LaFerrari. Según Luca Cordero di Montezemolo, han optado por este nombre debido a que el vehículo representa todo lo que es capaz de hacer la marca italiana, por lo que estamos ante «El Ferrari».

El primer reto que presentó el vehíuclo al equipo de ingenieros fue el chasis. Debían construir un chasis lo más ligero posible y a la vez que tuviese una gran rigidez para garantizar un peso bajo en un vehículo que equipa un sistema motriz híbrido. Además, debían lograr un reparto ideal del peso con un 59% del total situado en la parte trasera del coche.

El nuevo chasis es un 20% más ligero que el del Enzo, un 27% más rígido en torsión y un 22% más rígido en flexión. Está realizado con cuatro tipos de fibra de carbono cuyas capas son aplicadas y moldeadas a mano. Además, en la parte baja del chasis, la fibra de carbono estará recubierta por kevlar, lo que confiere más resistencia.

Pero si por algo destaca el nuevo LaFerrari es por su sistema HY-KERS. Se trata de un sistema motriz compuesto por un motor de combustión V12 de 6.2 litros que desarrolla una potencia máxima de 800 CV y llega hasta las 9.250 rpm. Por otro lado está el motor eléctrico, que desarrolla 163 CV por lo que cuando hablamos del LaFerrari, hemos de decir que estamos ante un superdeportivo de 963 CV de potencia. Todo este conjunto motriz está conectado a una caja de cambios de doble embrague.

El par motor conjunto del LaFerrari es de 900 Nm, aunque los ingenieros de la marca han podido subir el rango de revoluciones en las que el motor de combustión entrega todo su par motor, de 700 Nm a 6.750 Nm, debido a la gran cantidad de par inicial que da al motor eléctrico. Acelera de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y llega hasta los 300 km/ en 15 segundos. Se desconoce la velocidad máxima, pero es superior a los 350 km/h.

En lo que a la carga del motor eléctrico respecta, hay dos formas. La primera es mediante la regeneración de energía en el frenado a través de los potentes frenos carbonocerámicos de la marca Brembo y la segunda forma es recogiendo la energía sobrante de la aceleración. Por tanto, cuando el motor V12 envíe más potencia de la necesaria a las ruedas, parte de ella se albergará en el motor eléctrico y así también se evitarán perdidas de tracción con sobreviraje.

También han dotado al Ferrari LaFerrari con aerodinámica activa, lo que hace que el vehículo tenga la carga necesaria en cada momento y todo gracias a las piezas del diseño frontal y al difusor trasero.

El exterior del vehículo ha sido diseñado por un equipo liderado por Flavio Manzoni. Para su diseño han priorizado la función sobre la forma, de modo que todo lo que está en el exterior del Ferrari cumple una función. En cuanto al diseño, utiliza las líneas generales de los últimos modelos y conserva algunos rasgos de su antecesor, como las proporciones o la apertura de las puertas.

Para completar el diseño, Ferrari ha diseñado unas sencillas llantas de 19″ en el eje delantero y de 20″ en el trasero con neumáticos Pirelli P Zero 265/30 R19 y 345/30 R20, respectivamente.

El Ferrari LaFerrari tiene una longitud total de 4.722 mm, una altura de 1.116 mm y una anchura de 1.992 mm. El peso total en vacío del vehículo es de 1.255 kg con un reparto del peso del 41% en la zona delantera y del 59 en la trasera.

El interior se ha diseñado pensando en la sencillez, y es que un vehículo de estas características tiene que estar pensado para conducir y disfrutar de la conducción, por lo que la vida a bordo pasa a un segundo plano. Razón de ello es que la posición de conducción sea tan similar a la de un F1. Lo mismo que ocurre con el nuevo volante con forma casi cuadrada que alberga varias funciones.

Entre los sistemas de seguridad que equipa, se encuentra el control de estabilidad ESC, el anti-bloqueo de frenos ABS y el distribuidor electrónico de frenada EBD, el control de tracción híbrido EF1-Trac F1, el diferencial electrónico E-Diff de tercera generación y la suspensión magnetoreológico con sistema de control con doble solenoide SCM-E PP.

La marca italiana construirá solo 499 unidades del LaFerrari con un precio de 1,3 millones de euros.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632918159923]

El relevo del Ferrari Enzo se llama LaFerrari

Categoría: CoupéDeportivoPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.