Primeras impresiones de conducción de la cuarta generación del SUV japonés.

Es más grande en todas las cotas y se ha mejorado la conducción en todo tipo de terrenos. Llegará a Europa en marzo de 2013 y estará disponible desde 24.900 euros.

Subaru comercializó, por primera vez, el Forester en 1997 incorporando el sistema de tracción total original de Subaru, el Symmetrical All-Wheel Drive. Esta es la cuarta generación del modelo Forester que se fabrica. Ha sido desarrollado con el objetivo de mejorar y superar el nivel en conducción, dirección y frenada en todo tipo de terreno y superficie. También, ha sido mejorado en aspectos como la seguridad activa y pasiva y las emisiones contaminantes.

El nuevo Forester tiene una longitud de 4.595 mm, una anchura de 1.795 mm y una altura de 1.695 mm. La distancia entre ejes ha aumentado hasta los 2.640 mm, lo que redunda en una habitabilidad mayor. La capacidad de carga ha aumentado hasta los 505 litros, con la posibilidad de llegar hasta los 1.573 litros abatiendo los asientos traseros. El portón trasero es de apertura y cierre eléctrico y cuenta con un sistema de seguridad antipinzamiento para evitar accidentes.

Los motores anunciados para el mercado europeo son un diésel boxer de 147 CV y dos motores de gasolina, un 2.0 Boxer de 148 CV con cambio manual de 6 velocidades, y también con un cambio automático de variador continuo Lineartronic, y una versión más potente que monta el motor 2.0 Boxer Turbo de 280 CV con inyección directa y cambio Lineartronic de serie.

H5118001750a

El motor bóxer diésel desarrollado por Subaru fue actualizado con el lanzamiento del Subaru XV. Brinda 147 CV de potencia y un par motor de 350 Nm entre las 1.600 y las 2.400 rpm. A nivel de prestaciones, el Subaru Forester tiene una velocidad máxima de 190 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos. Las emisiones contaminantes son de 150 gr/km de CO2 y homologa un consumo combinado de 5,7 l/100 km. Este motor está asociado a una caja de cambios de 6 velocidades de manejo manual, pero en un futuro se contempla que pueda estar asociado a una caja de cambios Lineartronic. Como novedad para este y el resto de motores de la gama, se incluye un sensor que controla el nivel de aceite del motor y unos soportes del motor hidráulicos para reducir las vibraciones.

El motor 2.0i incorpora el sistema de distribución variable AVCS en admisión y escape, con cuatro válvulas por cilindro. Tiene una potencia de 150 CV y un par máximo de 198 Nm a 4200 rpm, con lo que se consigue una velocidad máxima de 192 km/h. Combinado con la caja automática CVT de 6 velocidades, el conjunto tiene un consumo de 6,5 l/100 km en ciclo mixto y unas emisiones de 150 gr/km de CO2. Esta versión incluye de serie el sistema de parada automática Auto Start Stop que consigue reducir las emisiones contaminantes en circulación urbana.

Este motor 2.0 XT es un motor desarrollado a partir del motor 2.0 FB, pero con una serie de modificaciones que le permite rendir 240 CV de potencia máxima. Modificaciones tales como el turbo, inyección directa, pistones reforzados, árboles de levas, el turbo se ha recolocado por debajo del motor o sistema de escape rediseñado. Es básicamente el mismo motor utilizado en el nuevo BRZ, pero al que se le ha añadido un sistema de turbocompresor, para que tenga más par y potencia a bajas revoluciones necesarias para las características de un vehículo como el Forester. Este motor ofrece 240 CV, con un par motor de 350 Nm desde las 2.400 hasta las 3.600 rpm y una velocidad máxima de 221 km/h, pasando de 0 a 100 km/h en tan solo 7,5 segundos. En cuanto a emisiones, este motor homologa 197 gr/km de CO2 con un consumo combinado de 8,5 l/100 kilómetros.

DSCF1747

Esta versión incluye el sistema de control de la potencia denominado SI-DRIVE, con el que el motor puede funcionar con tres diferentes modos de prestaciones: «Intelligent», «Sport» y «Sport Sharp». El modo  «Inteligent» busca la eficiencia en el consumo, el modo Sport busca las mayores prestaciones y el modo Sport Sharp es el modo más prestacional para aquellos modelos con caja de cambios Lineartronic que prefigura 8 relaciones en la caja de cambios automática. Esta versión también cuenta con una suspensión específica más deportiva.

El chasis del nuevo Forester se ha visto completamente mejorado para aumentar la estabilidad en línea recta y a la capacidad de respuesta de la dirección. Pero la base del verdadero espíritu del nuevo Forester está en su sistema de tracción AWD simétrico. La tracción a las cuatro ruedas de forma permanente es un extra de estabilidad en cualquier circunstancia. La gran mayoría de SUV con tracción total tienen un sistema que entrega potencia al eje trasero cuando el delantero pierde motricidad. Pero, el sistema de Subaru está basado en la tracción total permanente, con dos modos de tracción permanente.

DSCF1770

En el motor 2.0D con cambio manual de 6 velocidades, la tracción permanente a las cuatro ruedas se distribuye por igual. Cuando algún eje patina o pierde tracción, un mecanismo de diferencial central de tipo viscoso (LSD) actúa para repartir la tracción 50% al eje delantero y 50% al eje trasero.

En los motores de gasolina 2.0i y 2.0XT con cambio CVT, la tracción permanente a las cuatro ruedas se reparte con un 60% de la capacidad de tracción en el eje delantero y un 40% en el eje trasero. Cuando el eje delantero pierde tracción, un mecanismo de diferencial central de tipo embrague de discos (reparto variable de par MPT) actúa para enviar más tracción al eje trasero. En ese caso el reparto de la tracción tendería a ser 50% al eje delantero y 50% al eje trasero.

El nuevo Forester incorpora un sistema denominado X-MODE, que actúa sobre el control de tracción y otros elementos tales como el acelerador o el cambio para mejorar la capacidad de tracción del nuevo Forester. Pulsando una tecla situada al lado de la palanca de cambios se aumentan las posibilidades de avanzar en situaciones complicadas de adherencia. Además el sistema X-MODE conecta automáticamente el control de descensos (HDC) especialmente desarrollado para superficies deslizantes, que evita tener que tocar el freno para regular la velocidad durante una bajada pronunciada, como por ejemplo, circulando por una carretera nevada.

DSCF1795

El nuevo Subaru Forester está avalado por las cinco estrellas en las pruebas de impacto EuroNCAP. Ha conseguido unas muy buenas puntuaciones en la mayoría de pruebas puntuables de los diferentes crash test es sinónimo de un gran nivel de seguridad. Para ello, cuenta con los reposacabezas activos en las plazas delanteras o con airbags de rodilla que protegen la zona de las piernas.

A la evolución del chasis en materia de seguridad, hay que añadir el sistema de control de estabilidad VDC, controlado con sensores que recogen los datos dinámicos en todo momento corrigiendo en caso necesario la trayectoria para salvaguardar la integridad de los ocupantes.

El nuevo Subaru Forester dispone de un equipamiento muy amplio. El Subaru Forester está disponible en cuatro acabados: «Sport», «Sport Plus», «Executive» y «Executive Plus». Este último es una versión exclusiva de la versión con motor turbo 2.0 LX. El acabado «Sport» para el 2.0D y 2.0i CVT es la versión base. Incluye: equipo de audio de 4 altavoces con conexión USB, Bluetooth y aire acondicionado, entre otros.

El acabado «Sport Plus» es la opción con mejor relación equipamiento precio, disponible para el 2.0D y 2.0i CVT añade al Sport el equipo de audio con 6 altavoces, rieles del techo en color plata, control de crucero, espejos retrovisores en color de la carrocería, display multifunción con cámara de visión trasera y delantera, climatizador bi-zona, volante y pomo en cuero, luces de alta intensidad HID, luces y limpiaparabrisas automático y techo solar eléctrico.

H5118001860a

Un escalón por encima nos encontramos con la versión «Executive» que, en el diésel 2.0D añade, el asiento de conductor eléctrico, asientos de cuero, apertura inteligente, arranque por botón, lunas tintadas y un navegador específico con cámara de visión trasera en la pantalla del mismo equipo.

El Executive las versiones 2.0i y 2.0XT suman además: paragolpes deportivos, pedalier de aluminio, equipo de audio Harman-Kardon con navegador y 8 altavoces.

Impresiones de conducción

Hemos probado el Forester de gasolina 2.0XT y 240 CV con el nivel de equipamiento Executive y el 2.0 diésel de 147 CV con el acabado Sport Plus. El nuevo Forester es un coche muy satisfactorio en carretera, con un chasis y un esquema de suspensiones que hace que circular con él sea realmente confortable, que sigue fielmente las indicaciones del volante. Las suspensiones son duras en compresión y más blandas en extensión, lo que se traduce en algunos movimientos de balanceo pero controlados.

Los neumáticos de uso mixto Bridgestone Dueler nos han gustado mucho, silenciosos y con buen agarre en seco. Tiene, lógicamente, un límite de adherencia debido a la sección que monta y que provoca un subviraje muy marcado en curvas lentas que se soluciona girando el volante y ahuecando soltando el acelerador. Justo antes de que la parte trasera decida ir por su cuenta, un poco de acelerador hará que todo vuelva a su sitio. Es un coche sumamente noble.

En el trayecto que hemos realizado principalmente por carretera se ha comportado perfectamente. En cuanto tengamos oportunidad veremos de que es capaz en el campo. En un pequeño tramos de camino de tierra, el sistema de tracción ha funcionado perfectamente.

DSCF1736

En carretera, a ritmo alto, hemos notado que el parabrisas genera la mayor parte del ruido que llega al habitáculo, más que el ruido mecánico y el de rodadura. Tanto el motor de gasolina como el motor diésel son muy silenciosos en marcha. El diésel  en fases de aceleración a plena carga es claramente más ruidoso, lo que es también normal. La diferencia de prestaciones es grande ya que hay casi 100 CV de diferencia entre uno y otro, pero para el día a día, el 2.0 diésel es más que suficiente. El cambio automático del 2.0XT es muy cómodo, realiza los cambios con suficiente velocidad. No es un cambio deportivo, pero es muy satisfactorio. Cuenta con levas en el volante para el cambio de marchas. El cambio manual del 2.0 diésel es correcto. Las marchas son un poco largas, pero el 2.0 diésel tiene un rendimiento realmente bueno, moviendo con mucha suficiencia al Forester casi en cualquier marcha que llevemos engranada.

El habitáculo tiene muy buena habitabilidad. En las plazas traseras hay mucha distancia para las piernas de los pasajeros. El interior está realizado con materiales de calidad similares a los que podemos encontrar en un Subaru XV, con un acabado moderno y bien rematado. La parte superior del salpicadero está recubierta de plástico con un tratamiento de goma blanda muy agradable al tacto y con aspecto de calidad. El resto de plásticos, como los que forman parte de la consola y de la parte más baja de salpicadero, asientos y paneles es más pobre. Los ajustes son buenos y no hemos oído grillos procedentes de un mal ajuste. En este sentido, es un coche de buena calidad percibida.

Precios en España incluyendo promoción y plan PIVE:

Subaru Forester 2.0 150 CV CVT Sport25.900 euros
Subaru Forester 2.0 150 CV CVT Sport Plus27.900 euros
Subaru Forester 2.0 150 CV CVT Executive30.500 euros
Subaru Forester 2.0 XT 240 CV CVT Executive Plus39.000 euros
Subaru Forester 2.0 TD 147 CV 6MT Sport28.900 euros
Subaru Forester 2.0 TD 147 CV 6MT Sport Plus30.900 euros
Subaru Forester 2.0 TD 147 CV 6MT Executive33.500 euros
Subaru Forester 2.0 TD 147 CV 6MT Executive Plus35.000 euros

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157632791440958]

Vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

Presentación: Subaru Forester 2013

Categoría: 4x4CrossoverNovedadesPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.