La segunda generación del SAC será más ligera, más grande, más potente pero más eficiente.

Está previsto que esté en el mercado dentro de unos dos años y medio, estará construido sobre la nueva plataforma modular L9 y contará con mecánicas de cuatro y seis cilindros en línea, un V8 y un nuevo cojunto híbrido.

La segunda generación del BMW X6 llegará a comienzos del verano de 2015. Antes, en enero de ese mismo año, comenzará su fabricación en la planta americana de Spartanburg, en Carolina del Sur. Posteriormente, podría ser fabricado en la rusa de Kaliningrado.

Bautizado como el primer SAC del mercado, el primer SUV con aspecto de coupé llegó al mercado en 2008 y tras un período de solo cuatro años, ha logrado convertirse en líder de su segmento gracias a un impactante diseño, especialmente en mercados como China, América del Norte y Rusia.

Su relevo llegará con importantes novedades para continuar siendo líder de su clase, teniendo en cuenta que sus principales rivales, Audi y Mercedes-Benz, ya trabajan en sus respectivos Q6 y MLC. Para comenzar, el proyecto F16 compartirá la nueva plataforma modular de modelos del segmento E con la tercera generación del X5, la denominada L9, por lo que se beneficiará de una arquitectura con gran presencia de aluminio y acero de ultra-alta resistencia y su peso se verá reducido considerablemente, a pesar de que crecerá en dimensiones.

Aunque se ha hablado de que algunas piezas de la carrocería serán de fibra de carbono reforzada con plástico (CFRP), no es la intención del fabricante bávaro en incorporar este material a la gama de versiones normales, aunque sí lo está para el deportivo M o para el exclusivo ActiveHybrid X6.

En cuanto a diseño, estará más diferenciado del próximo X5, con un enfoque más agresivo y dinámico, distanciándose del modelo de que deriva, de forma que el modelo con numeración par será la verdadera alternativa deportiva frente a un modelo más familiar, práctico y elegante.

La gama de mecánicas del futuro X6 contará con la tecnología TwinPower Turbo, tanto en gasolina como en diésel, con motores de cuatro y seis cilindros en línea, sobrealimentados con dos y tres turbocompresores y el actual X6 Hybrid dejará pasado a un ActiveHybrid, pero transformándose en un modelo PHEV, un híbrido plug-in (enchufable).

Todas las opciones mecánicas se ofrecerán, de serie, con una caja de cambios automática de ocho velocidades y, opcionalmente y según versiones, una transmisión automática de nueve velocidades. En equipamiento, contará con todo el arsenal del nuevo X5.

El nuevo BMW X6 llegará en 2014

Categoría: ActualidadPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *