Ha destacado el sistema de frenado (AEB) del nuevo Mazda CX-5.

Mazda CX-5

Las pruebas realizadas en condiciones reales de EuroNCAP sugieren que el AEB podría reducir los accidentes hasta en un 27%.

El Mazda CX-5 ya había obtenido la máxima calificación de cinco estrellas en las pruebas de protección de ocupantes y peatones que realiza EuroNCAP. Pero el sistema de frenado automático (AEB) ha despertado el interés del organismo que engloba algunos clubes automovilísticos europeos y que realiza ensayos de seguridad en íntima relación con algunos fabricantes para mejorar la seguridad de sus productos.

Es por ello que el EuroNCAP ha comenzado a solicitar que los fabricantes de automóviles instalen el sistema AEB de serie en todos los coches, y tiene intención de reflejar la presencia o ausencia de esta tecnología en la puntuación de su programa de pruebas.

El sistema AEB de Mazda se denomina Sistema de asistencia a la frenada en ciudad (Smart City Brake). El Mazda CX-5 es uno de los modelos a la venta que incorporan de serie en toda su gama esta tecnología. Este sistema emplea un sensor de infrarrojos cercanos en el parabrisas para controlar los vehículos que circulan por delante, con un alcance de aproximadamente 6 m. Si se detecta un riesgo de colisión importante, entonces precarga el freno y lo prepara para una parada de emergencia. Si se evita el riesgo o disminuye el peligro, la precarga del freno se cancela de inmediato. Pero si el conductor no reacciona o toma medidas para impedir la colisión, frena automáticamente. Con ello, ayuda a evitar accidentes a velocidades de hasta 15 km/h y, cuando se circula hasta 30 km/h, al menos reduce la intensidad de la colisión.

Un estudio de EuroNCAP ha revelado que el 79% de los coches a la venta en Europa no ofrecen estos sistemas AEB, ni siquiera como opción. Eso significa que el 66% de los fabricantes no ofrecen sistemas AEB en ninguno de sus nuevos modelos.

En palabras de Michiel van Ratingen, Secretario General de EuroNCAP: “Si estas tecnologías se generalizasen de forma más rápida en los automóviles nuevos, aumentarían las posibilidades de que la UE alcance su objetivo de reducir en un 50% las muertes en carretera de aquí a 2020”. “Si todos los coches estuvieran equipados con sistemas AEB, sería posible mitigar o evitar por completo muchos accidentes en las carreteras europeas. Por eso, el Mazda CX-5 es un buen ejemplo que deberían seguir otros fabricantes”.

Esta petición de EuroNCAP debe ser solicitada por ACEA, en el caso de aprobarse, para que la Comisión Europea pase a incluir en el grupo de trabajo de seguridad en el transporte de personas las prescripciones mínimas  los ensayos de homologación que requieren este tipo de sistemas.

EuroNCAP elogia la seguridad del Mazda CX-5

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.