Ford S-Max_38

El nuevo Ford S-Max no sólo ha sabido ponerse al día, sino ser una opción muy coherente como alternativa al Ford Galaxy o al Ford Mondeo. No es tan capaz ni tan aparatoso como el Galaxy, ni tan buen rodador como el Mondeo, aunque sí más espacioso y polivalente. A prueba el Ford S-Max 2.0 TDCI 180 CV Titanium con cambio automático.